Continúan las acusaciones en contra de Facebook

Un ex trabajador aseguró que la compañía se negaba con frecuencia a aplicar las normas de seguridad para no afectar su crecimiento.

  • Por: Brenda González
  • octubre, 24, 2021 16:38

Otro ex empleado de Facebook denunció que la empresa valora más el crecimiento y sus beneficios, que la lucha contra la incitación al odio y la desinformación.

Esto quedó plasmado en una declaración jurada este viernes ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, cuya copia consiguió el Washington Post.

El ex trabajador, que prefirió guardar el anonimato, señaló que los empleados de la compañía se negaban con frecuencia a aplicar las normas de seguridad para no afectar el crecimiento del gigante tecnológico.

De acuerdo con el documento, Tucker Bounds, quien es integrante del equipo de comunicación política, desestimó las preocupaciones sobre el rol que jugó Facebook en las elecciones del 2016.

"Algunos legisladores se enfadarán. Pero en unas semanas pasarán a otra cosa. Mientras tanto, estamos imprimiendo dinero en el sótano, y estamos bien".

Estas acusaciones se dan poco tiempo después de que Frances Haugen, una ex gerente de productos de Facebook, revelara que la plataforma priorizaba los beneficios sobre la seguridad pública.

Facebook y el asalto al Capitolio

Las nuevas filtraciones por parte de varios ex empleados también describen cómo la empresa cayó en la desidia tras las elecciones presidenciales de noviembre pasado y desactivó medidas de precaución antes del asalto al Capitolio del 6 de enero.

Según el artículo, muchos de los trabajadores que durante los meses previos a los comicios habían formado parte del equipo de prevención contra noticias falsas y contenidos de odio, se tomaron excedencias o cambiaron de cargo tras las elecciones.

Además, Facebook dio marcha atrás con decenas de medidas que había activado para evitar el caos en la jornada electoral como la supresión de ciertos grupos, y el equipo de integridad cívica fue prácticamente desbandado por temor a las críticas que sus miembros dedicaban con cada vez mayor frecuencia a la propia empresa.

Según la información periodística, el 6 de enero, cuando se produjo el asalto al Capitolio por parte de miles de simpatizantes, algunos de ellos armados, del ex presidente Donald Trump, los empleados de Facebook expresaron "rabia y lamentación" por no haber dado mayor importancia a los "signos de alerta".

Ese día, las denuncias en Facebook por parte de usuarios que habían hallado noticias falsas se dispararon a 40 mil 000 por hora, y en Instagram (propiedad de la compañía), la cuenta más denunciada por incitar a la violencia fue la del entonces todavía presidente Trump.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7