Espera McAllen llegada masiva de turistas mexicanos

Las autoridades de McAllen reconocieron la importancia que tienen los turistas norestenses en derrama económica para el Valle de Texas

La ciudad de McAllen, Texas, ya se declara lista para recibir a los turistas de los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, que cada año con motivo de las fiestas del Thanksgiving o Día de Acción de Gracias que se celebra el último jueves de noviembre, acuden para aprovechar las ofertas del día siguiente en la celebración conocido como el Viernes Negro, un día con descuentos que logran que miles de mexicanos acudan a las tiendas.

Javier Villalobos, mayor de la ciudad de McAllen, informa que la industria hotelera del Valle de Texas ya luce saturada en sus reservaciones.

“Cuando vienen los holidays, vienen ofertas y viene todo y listos para recibirlos, ahorita los hoteles muchísimas veces están llenos y les pedimos que cuando vayan, por favor hagan sus reservaciones primero, que estén seguros, porque de haber sí hay, pero se nos está poniendo apretado porque hay muchísima gente les encanta ir para McAllen, les encanta ir a hacer sus compras a McAllen, los recibimos pero con cuidadito”, dijo.

El mayor de McAllen, la ciudad más importante del sur de Texas en materia económica, asegura que luego de los dos años de pandemia en el que los mexicanos con visa de turista no pudieron cruzar al Valle de Texas, reconocieron la importancia que tienen los norestenses en derrama económica para el Valle y la importancia también de mantener la apertura comercial en ambos lados a través de los puentes internacionales.

“No decimos que son vecinos sino amigos, tenemos este río que para nosotros es un charquito que tiene un puente, que pueden pasar, vienen y venimos y pasan ellos también, es algo muy importante y siempre ha sido para nosotros, después del Covid nos dimos cuenta que el Río Grande solos e individualmente podemos sobrevivir bien, pero muchísimo mejor cuando nuestros hermanos mexicanos pasan y vienen y nosotros también”, comentó.

Explicó que la economía de McAllen se mantuvo a pesar de las restricciones y parte de los beneficios a los ciudadanos es que pudieron bajar algunos impuestos con el apoyo que otorga a las ciudades el gobierno de Estados Unidos.

“Increíble, nos ha ido muy bien, nuestro presupuesto es lo más alto que ha sido en toda la historia de McAllen, nuestros impuestos y los bajamos poquito porque nos ha ido increíble”, agregó.