¡Sí hay elotes! Con esfuerzo y labor se fortalece su venta



Todo un trabajo artesanal es la preparación del elote, tanto en pieza como desgranado, cuya venta es el sustento de muchas personas

Por la Calzada Victoria, ya casi en el centro de Monterrey, hay varios negocios que procesan el elote para venderlo ya desgranado, limpio y cocido.

La pandemia no los afectó, sino por el contrario: puso a prueba el empuje de muchos trabajadores de la metrópoli que perdieron su empleo cuando las empresas cerraron o redujeron actividades.

Don Martín Flores inició hace más de 12 años y puso el ejemplo, al grado de convertirse en la inspiración de decenas de emprendedores, y él les ayuda.


Como mayorista, él procesa unos mil 500 kilos diarios de elote ya desgranado, limpio y cocido..

Su responsabilidad es mucha porque de él dependen muchas familias.

Se trabaja con cuidado para que a nadie se le vaya a rebanar un dedo.


Y con el frío, el elote procesado se vende más, la venta se dispara y les va mucho mejor.

En la pandemia, florecieron nuevos emprendedores, que ya le entraron con fuerza al negocio. Y van evolucionando.

No temen que las máquinas los desplacen, pues por fortuna todavía ninguna ha podido hacer el trabajo artesanal que ellos realizan todos los días. Esa es la diferencia.

El kilo del elote ya cocido cuesta 50 pesos y el del crudo, 45.

Se vende más el cocido por ser más practico para calentar y de inmediato servir.

Todo esto, deja una grata lección: queriendo se puede, y trabajando duro se sale adelante.

Y sí: ¡Sí hay elotes!


COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7