¡Insólito! Bebé regia nace con cola; primer caso en México



La presencia de colas en humanos es extremadamente infrecuente y generalmente se diagnostican después del nacimiento, sin antecedentes prenatales o familiares

Un hecho insólito se registró con una recién nacida en un hospital de Nuevo León cuando los médicos detectaron que del coxis de la bebé salía una ¡cola!

Cabe señalar que la presencia de colas en humanos es extremadamente infrecuente y generalmente se diagnostican después del nacimiento, sin antecedentes prenatales o familiares asociados con su aparición.

El caso se da a conocer tras el consentimiento de los padres para su posterior estudio y sorprende porque además es el primer caso registrado en un recién nacido en México.

De acuerdo con la información publicada en la revista Journal of Pediatric Surgery Case Reports la bebé nació por cesárea en el tiempo estimado en un hospital rural de Nuevo León y no se presentaron complicaciones durante el embarazo ni el parto.

Foto cortesía: Journal of Pediatric Surgery


La niña nació de 'padres sanos' y no tenían antecedentes de exposición a la radiación o infecciones en el útero, según el estudio. La pareja también tiene un hijo 20 años que nació sano y no presentó complicaciones al nacer.

En la exploración se encontró la estructura en forma de cola que medía 5.7 cm de largo, con un diámetro entre 3 mm y 5 mm en toda su longitud, cilíndrica y puntiaguda hacia el final. La estructura era suave, cubierta de piel y cabello fino, podía moverse pasivamente sin dolor, pero no mostraba movimiento espontáneo. El bebé lloró cuando le pincharon la estructura con una aguja.

Los primeros estudios realizados a la bebé arrojaron que presentaba buen estado de salud por lo que fue dada de alta, a los dos meses la paciente fue reevaluada y su cola había aumentado de tamaño 0.8 centímetros, por lo que los doctores determinaron que debían extirparla a través de un procedimiento quirúrgico.

El informe reveló que la extremidad contenía tejidos blandos, arterías, venas y nerviosos, cubiertos por piel.

Foto cortesía: Journal of Pediatric Surgery


De acuerdo con expertos existen dos clasificaciones de colas o apéndices caudales:

Las colas verdaderas se describen como aquellas que contienen tejido adiposo, conectivo y muscular, pero que no contienen vértebras ni estructuras óseas.

Las pseudocolas son estructuras que se asemejan a colas verdaderas, pero son una manifestación superficial o cutánea de anomalías estructurales subyacentes, como lipomas, teratomas, prolongación anómala de vértebras, entre otras.

En el caso de la recién nacida en Nuevo León se determinó que presentó una verdadera cola, ya que no se asoció a otras malformaciones.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7