Advierten médicos riesgos por ‘el reto clonazepam’

This browser does not support the video element.

Llaman a padres a extremar precauciones con manejo del medicamento y a no dejarlo al alcance de los niños y adolescentes

El clonazepam es un medicamento controlado clasificado como benzodiazepina, recientemente ha sido utilizado por alumnos de secundaria para realizar un reto de TikTok, que consiste en consumir esta pastilla diluida en agua y ver quien aguanta por más tiempo sus efectos.

Al respecto, el médico Eduardo Lingow, explica a detalle el propósito por el cual fue creado este medicamento y los efectos que puede causar en el caso de un consumo desmedido o irregular.

En primer lugar, deja claro Lingow que normalmente se receta por crisis convulsivas en niños o adultos, pero en la actualidad médicos las proporcionan para aquellos que presentan problemas para dormir, ya que “algunos lo clasifican como tranquilizante, bueno, podríamos decir que funciona como tranquilizante, pero en los últimos años lo están utilizando para dormir”, dijo Lingow.

Para lograr el efecto tranquilizante esta pastilla deprime el sistema nervioso central, deprime el cerebro y causa adormecimiento general, si se consume una dosis ligera por encima de lo recetado puede ocurrir lo siguiente.

“Uno de los efectos, es decir que afecta el equilibrio, ese sería uno en forma directa y perjudica el equilibrio, pero en realidad todo como la coordinación en tus movimientos, de tu marcha, de tu pensamiento, tu capacidad de discernir, toma de decisiones y concentrarte se van para abajo porque todas las conexiones están bloqueadas”, apuntó.

Y advirtió el doctor Lingow que de ser consumidas dosis grandes del medicamento puede causar daños de gravedad, incluso la muerte.

“Fíjate que puede llegar a la muerte, al paro respiratorio, si abusas de este medicamento y lo tomas… Cinco tabletas, yo creo que sí es mucho y personas que sean propensas puede causar de plano el paro respiratorio y la muerte”, subrayó.

Este médicamente es de venta exclusiva por receta, ya que el médico es quien dicta la dosis para el paciente equivalente al peso de la persona.

El 18 de enero tres adolescentes regios resultaron intoxicados por consumir este medicamento, lo mismo sucedió en la Ciudad de México un día después.