'Yo no hice nada malo': Mandan a abuelita a un asilo en Uber

This browser does not support the video element.

Un usuario de TikTok y conductor de Uber, contó la desgarradora historia de como llevó a una abuelita a un asilo luego de que su yerno la echara de casa.

Un conductor de Uber relató por su cuenta de TikTok una situación complicada que vivió en uno de sus viajes.

El usuario cristian_michell contó a sus seguidores la complicada historia de como se le hizo un llamado para llevar a una abuelita a un asilo debido a que se hizo pipí encima y su yerno decidió echarla de la casa.

Fue por medio de una serie de videos donde Cristian, con lagrimas en los ojos cuenta lo fuerte que fue para él ver a la viejita llorando afuera de su casa, sola y con bolsas negras a su lado.

El conductor relata el testimonio de la anciana, quien entre llantos explica que durante la mañana, mientras preparaba el desayuno a sus nietos, las ganas de orinar le ganaron, provocando la ira de su yerno, quien sin titubear arregló el internado de la mujer en un asilo y llamó a un Uber para que la llevara.

“Es que yo no he hecho nada malo, solo me hice pipí, dile a mi hija que yo no he hecho nada malo, que si quiere yo lavo mi ropa”, comentó la abuelita llorando.

El conductor mencionó que luego de subir sus bolsas al vehículo, la ayudó a levantarse y es ahí donde se dió cuenta que seguía mojada su ropa, así que le ofreció una toalla del gimnasio para que se pudiera sentar.

“Bajó la ventana y le echó la bendición a la casa” dijo Cristian quien seguía afectado por la situación.

Siguiendo con el recuento, la viejita explicó que mientras el yerno le gritaba e insultaba, su hija no la defendió y que se limitó a ver la tele tratando de evitar intervenir en lo que pasaba.

De acuerdo a la mujer, todo ocurrió al rededor de las 9 de la mañana y el taxi llegó después de las 10, por lo que estuvo 1 hora sentada en la banqueta con la ropa aun mojada por su pipí.

Finalmente, luego de llegar al asilo y que el joven escuchó la situación, la ancianita explica que ni siquiera recordaron que ese día era su cumpleaños.