Veracruz: Muere niña por comer pan envenenado; su hermano está grave

La tragedia se registró en el municipio de Soteapan, Veracruz; la pequeña Adriana, de 5 años murió, mientras que Jacob, de 7, está grave en un hospital

Veracruz.- La tragedia llegó a una casa de Veracruz, luego de que dos menores de edad resultaran envenenados tras consumir un pan que presuntamente había sido arrojado al patio de la vivienda para asesinar a un perro.

Debido a esta situación, la pequeña Adriana, de 5 años, murió; mientras que su hermano, Jacob, de 7, se encuentra grave en el Hospital Regional de Coatzacoalcos.

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de junio en el municipio de Soteapan, que está ubicado en la zona serrana del Sur de Veracruz.

De acuerdo con la madre de las víctimas, identificada como Hermila Gutiérrez, Adriana y Jacob estaban jugando con su hermana mayor, de 11 años, en el patio de su casa, cuando ingirieron una pieza de pan que estaban tirada.

Fue la adolescente quien notificó a sus padre que los menores habían consumido el alimento; sin embargo, cuando éste fue al patio a verificar lo que pasaba, ambos ya presentaban convulsiones, por lo que fueron llevados al Hospital de Tonalapan, donde lamentablemente Adriana falleció.

Por su parte, Jacob fue trasladado al Hospital Civil de Coatzacoalcos, donde hasta el momento su estado de salud se mantiene como grave.

Los padres de las víctimas aseguraron que anteriormente habían intentado envenenar a su mascota, por lo que sospechan, el pan era para su perro.

“Hace como dos o tres meses envenenaron a mi perro, pobre como sufrió me daba lastima, le tuve que estar comprando leche, le tuve que estar dando de tomar limón. A mi perro lo salve y ahorita empezaron a dejar veneno en el patio, pero ya no fue mi mascota fue mi hija la que tuvo que morir, una inocente que no tuvo culpa de nada”, dijo Hermila Gutiérrez.

Tras darse a conocer el caso, los veracruzanos acudieron al apoyo de la familia para que ésta pudiera solventar los gastos funerarios y la atención médica para el pequeño que sobrevivió.

"Hay que dejar en paz a Dios, Dios sabe lo que hace, Dios es testigo de quién me arrebató a mi hija, Dios lo ve todo, aunque nosotros como humanos nos engañemos, pero a él nadie lo engaña; él sabe como fue que se murió mi hija o quién fue quien preparó ese veneno. Dios sabrá lo que hace con ese ser humano que hizo eso", dijo la madre de familia.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7