Carlos Rivera: vivimos en un mundo muy enojado

Carlos Rivera no oculta -todo lo contrario- que algunas críticas y opiniones le han llegado a 'lastimar' en su día a día, en su vida

Ante "un mundo muy enojado", como así lo percibe el cantante Carlos Rivera, en el que cualquiera "se siente con derecho a opinar" sin conocer el fondo de la cuestión y sin analizar las consecuencias que pueda tener, el artista aboga por más empatía y más comunicación "de corazón a corazón".

En una entrevista concedida a EFE con motivo de su concierto en el STONE & MUSIC FESTIVAL, en Mérida (sur de España), con el que junto al programado en Sevilla cierra su gira europea, Carlos Rivera no oculta -todo lo contrario- que algunas críticas y opiniones le han llegado a "lastimar" en su día a día, en su vida.

"La gente, simplemente, y a veces, quiere molestar a quien sea" sin ser consciente de "los alcances que eso puede llegar a tener", afirma el cantante, quien añade que "las enfermedades mentales cada vez son más fuertes y más difíciles", pues no todo el mundo está preparado para afrontar lo que dicen los demás de uno mismo o creer que debe cumplir con las expectativas que otros nos exigen.

En vez de contestar por las redes sociales, Carlos Rivera opta por hacerlo a través de sus canciones, con una en concreto, "Digan lo que quieran", incluida en su último trabajo, "Sincerándome", con el que está de gira.

A sus 37 años, veinte de ellos en la música, el mexicano sostiene que esta canción es "una respuesta a todo tipo de opiniones y comentarios" a pesar de que, según reconoce, trata de no leer aquellos que están fuera de su órbita de redes sociales.

"Hoy tenemos que hacer una coraza cada vez más gruesa para poder hacer lo que uno simplemente quiere hacer, que en mi caso es cantar. Yo no pretendo otra cosa. No he buscado la fama ni me considero un artista que sea una de esas celebridades que solo busca salir en las portadas de las revistas del corazón", comenta.

Cuanto más pasa el tiempo, agrega, "menos me ha interesado ese tipo de prensa". "Yo hago canciones del corazón y me gustaría que mi música y mis canciones fueran portadas" de dicha prensa.

En este sentido, apunta, y dada su condiciones de cantante, Rivera se mantiene en sus trece de que su mejor manera de comunicarse es a través de sus canciones.

Con "Sincerándome", motivo de esta gira, el artista ha viajado a través de "todas las capas de la piel" para llegar a "lo más profundo del corazón" y así dar a conocer sensaciones, sentimientos y criterios personales que hasta ahora le daba "miedo" mostrar.

"Es esa parte en la que como artista o como persona uno se siente más vulnerable... esas cosas de las que no quieres que la gente se entere... que eres débil, que lloras, que sufres, que te lastiman", expone.

A su juicio, esta "introspección" conlleva un riesgo, pero "si no arriesgas" en este contexto, te quedas" en lo superfluo. "Para volver a hacer un disco así tendría que volver a vivir otros 37 años de vida", incide para remarcar lo mucho que hay de él en este trabajo.

De la "impresionante" respuesta del público a "Sincerándome", Rivera saca varias conclusiones, pero en una de ellas se detiene: "Todavía existimos muchas personas que nos queremos dejar sentir. Este tipo de canciones -las cargadas de sentimientos y mensajes- no pasan de moda", defiende el cantante mexicano.

En este trabajo también se incluye la canción "Eres tú", dedicada a su madre, y ahora ya tiene listo un tema de recuerdo a su padre, quien falleció hace poco más de un año. Bajo el título "Él", Rivera vive y revive momentos de "nostalgia y tristeza".

"Entro en una catarsis, como en un mundo diferente, mientras escribo canciones y cuando las termino me doy realmente cuenta de lo que acabo de hacer", expone mientras su rostro ofrece retazos de añoranzas. 


Comentarios

copyright de contenido INFO7