Rayados a cuartos en Concacaf... Y sigue Messi

La Pandilla venció 2-1 al Cincinnati, 3-1 en el global, y ahora enfrentará al Inter de Miami de la 'Pulga', en la Copa de Campeones de la Concacaf

La puerta estaba abierta para acceder a un juego que marcaría la historia, la visita de uno de los mejores jugadores de la historia al Gigante de Acero, la visita del apodado 'GOAT', la visita de Messi... Pero para llegar a esa instancia Rayados debía pasar una barrera llamada Cincinnati.

La Pandilla del Cerro de la Silla recibió al equipo estadounidense para el duelo de vuelta de los Octavos de final de la Concacaf Champions Cup, después de haber ganado el duelo de ida por la mínima diferencia (1-0) en el país de las barras y las estrellas.

El silbatazo que indicó el inicio del partido retumbó en el cielo de Guadalupe pasadas las 8:15 de la noche, acompañado del cántico de "Si queremos dar la vuelta, hoy tenemos que ganar" orquestado por la barra del equipo, que desde el minuto 1 cantó a todo pulmón buscando infringir miedo al rival.

40' minutos transcurrieron de futbol, la gente tenía ahogado el grito de gol por las jugadas previas de su equipo, cuando de pronto, un cambio de juego al sector de la derecha captó la atención de todos los presentes, Maxi Meza intentó un tiro a portería, pero en el camino apareció Luis Romo quien con un 'taconazo' desvió la trayectoria de la pelota para firmar el 1-0, la gente se levantó de sus asientos en una explosión de júbilo y de reconocimiento ante la expresión futbolística del mediocampista rayado.

Los albiazules se fueron al descanso con el global a su favor 2-0, mientras que a Cincinnati le tocaba pensar como darle la vuelta a la situación, y con un destello de individualidad parecía que lo había logrado, cuando Luciano Acosta se metió entre toda la defensa Rayada y logró salir avante anotando el primero de su equipo en la serie.

Pero la felicidad le duró poco al equipo americano, pues tras un trazo excepcional del Corcho Rodriguez, Maxi Meza centró el balón hacia donde venía cerrando Brandon Vazquez quien con una serenidad pasmosa empujó el balón para poner el juego 2-1, la gente se rindió a sus pies ante su pose de SuperMan. 

La afición estaba contenta, estaba feliz, su equipo respondió en el campo y estuvo a la altura de la situación, y en el estadio retumbaba el "Vamos Monterrey queremos la copa".

La siguiente parada está dictada, Rayados se medirá ante el equipo del mejor del mundo, el campeón del mundial con Argentina; Lionel Andrés Messi, en la siguiente ronda de la Concacaf Champions Cup.

FOTOGRAFÍAS: EDUARDO TOVAR

WhatsApp Image 2024-03-14 at 9.03.01 PM.jpeg

WhatsApp Image 2024-03-14 at 10.01.02 PM (1).jpeg

WhatsApp Image 2024-03-14 at 9.42.27 PM.jpeg


Comentarios

copyright de contenido INFO7