Tres tips básicos para evitar daños en la piel de embarazadas

Te presentamos unos consejos infalibles para evitar lo más que se pueda los daños que sufre la piel de las mujeres embarazadas

  • mayo, 27, 2015 00:00
La aparición de estrías, manchas oscuras, irritaciones cutáneas y varices son algunos de los daños en la piel
en las mujeres embarazadas por los cambios hormonales, por lo que es importante aplicar cuidados, aconsejó la Fundación Mexicana para la Dermatología.

 

 

1.- Una alimentación adecuada puede evitar un incremento en el peso de las mujeres, lo que podría prevenir la aparición de las estrías, es una de las recomendaciones de la dermatóloga e integrante de esta asociación, Regina Aguilar.

 

 

2.- La dieta de las mujeres embarazadas debe basarse en el consumo de frutasy verduras; proteínas como la carne, pescado y pollo, para estimular la producción de nuevas fibras musculares y evitar la flacidez post-parto, así como el consumo de agua, explicó la especialista en un comunicado.

 

 

3.- Para reducir manchas en la piel y estrías, la especialista aconsejó aplicar crema con un Factor de Protección Solar (FPS) de número 50, cada tres horas durante el día, con el fin de prevenir el melasma o paño.

 

Además es necesario usar cremas hidratantes de preferencia antiestrías, mínimo dos veces al día, durante todo el embarazo y hasta seis meses después, porque también pueden aparecer estrías post-parto.

 

 

Se estima que 90 por ciento de las mujeres embarazadas presentan hiperpigmentación o manchas en la piel en áreas como las axilas, mamas, la cara interna de los muslos y el abdomen durante el primer trimestre, las cuales son más evidente en mujeres morenas, quienes también se ven más afectadas.

 

 

Otro de los padecimientos que se pueden presentar con el embarazo es el melasma, una hiperpigmentación en grandes zonas de la cara, también conocido como "máscara del embarazo" y que afecta, a partir del tercer mes de embarazo, hasta el 75 por ciento de las mujeres.

 

 

En el caso de las estrías, éstas aparecen cuando la piel se empieza a estirar, es decir entre el sexto y noveno mes del embarazo en mamas, muslos y abdomen, y afectan hasta el 90 por ciento de las embarazadas, aseguró la especialista, quien agregó que también pueden presentarse várices, sudor, acné, aumento en el vello y pérdida de cabello.

 

 

Y en caso de presentar algún cambio en la piel, uñas o cabello, es importante acudir con el dermatólogo para prevenir consecuencias irreversibles, indicó.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7