Trafican especies amenazadas en el Mercado Campesino

This browser does not support the video element.

Comerciantes traen desde Chiapas especies en peligro de extinción, como los loros, y los venden en el Mercado Campesino gracias a 'mordidas' de la Policía

Aves exóticas en peligro de extinción son puestas a la venta por traficantes en pleno centro de Monterrey, donde además de mantenerlas cautivas de forma ilegal, las almacenan en condiciones deplorables.

Es en el Mercado Campesino, ubicado sobre la avenida Venustiano Carranza, donde INFO7 detectó el comercio de diversas especies vulnerables.

Por ejemplo, Loros Cabeza Amarilla (Amazona oratrix), un ave en riesgo de desaparecer en todo el mundo debido a la caza furtiva y cuya venta se encuentra prohibida.

Identificados por su plumaje verde intenso, su cabeza en color amarillo, y una pequeña mancha roja en los hombros, esta ave es explotada por su capacidad para imitar el habla humana.

“Ese sí es más caro, ese te lo dejo en $5 mil 500 pesos, lo que pasa es que los amarillos son muy escasos y los traen de Chiapas y de más lejos, por eso los dan más caros”, explicó un vendedor.



Los precios pueden superar los $10 mil pesos cuando el ejemplar es apenas un polluelo, y para poder conseguirlos es necesario ingresar a una lista y esperar hasta la temporada de reproducción.

Las acciones para proteger estas especies se quedan cortas en Nuevo León, pues los traficantes con facilidad sobornan a las autoridades cuando ingresan las aves a la entidad.

“Hay pedo cuando llevas cinco o seis en carretera, ahí ya es negocio, a mí a veces me han tocado retenes y cuando llevo uno o dos digo que son mis mascotas, pero cuando me ven así todo el puño pues sí me piden feria de volón”, confesó el hombre.

La venta no se limita a un único establecimiento, pues en el Mercado Campesino hay una variedad de locales dedicados a ofertar los exóticos animales.

Como los Loros Cachete Amarillo (Amazona autumnalis), que en México se encuentran bajo la categoría de especie amenazada, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Durante el recorrido fue posible observar otras aves, que, aunque no son catalogadas en peligro de extinción, son almacenadas en condiciones de hacinamiento en pequeños espacios.