Cambia estrategia de abasto; usarán menos presas y más pozos

This browser does not support the video element.

Busca Agua y Drenaje utilizar hasta 40% menos el agua de embalses y recurrir a 29 depósitos del subsuelo, para evitar una nueva crisis en Nuevo León

Para que no se vuelvan a vaciar como ocurrió este año, Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) bajará en diciembre hasta 40% la extracción de agua de las presas Cerro Prieto y La Boca, y dicho líquido lo compensará con la puesta en operación de más pozos.

Esta medida, según dijo en entrevista exclusiva para INFO7 el director de la paraestatal, Juan Ignacio Barragán, es una estrategia para administrar con más eficacia las reservas de agua y servirá para “amarrar” que en el 2023 no haya cortes del servicio tal como ya se comprometió el estado.

A las presas Cerro Prieto, ubicada en Linares, actualmente se le extraen 2,500 litros por segundo (l/s) y bajarán a 1,500 l/s, es decir, 40% menos; a La Boca se le extraen 1,100 l/s y bajará a 800 l/s que es 27% menos.

En el caso de El Cuchillo a la que, al contrario, se le construye un nuevo acueducto para sacarle el doble, se mantendrá igual.

“Queremos llegar a bajarle más de extraer a Cerro Prieto y La Boca; el objetivo de esto es que nos duren lo más posible”, indicó el funcionario.

Tal como lo documentó ayer INFO7, Barragán dijo que en conjunto las tres presas mantienen actualmente un nivel un poco más alto que el registrado en septiembre, pero que la situación sigue siendo “delicada”, por lo cual se requieren estrategias nuevas para evitar una crisis.

Te puede interesar: Mantienen buen nivel presas; asegura AyD disminuye consumo

“Nuestra situación sigue estando delicada, no está resuelta la crisis de ninguna manera, por eso estamos manejando las reducciones de presión en el horario nocturno y por eso estamos cuidando de manera muy intensa toda nuestra infraestructura”, expresó el director de Agua y Drenaje de Monterrey.

El pasado 28 de septiembre, Barragán acusó a la administración del Bronco de sobreexplotar de manera intencional a los embalses estatales al sacar de Cerro Prieto hasta 6,000 l/s.

De hecho, esa presa llegó a quedar casi seca, pues quedó en el 1% de su llenado y La Boca bajó al 8%, lo cual no se había visto nunca.

Tal situación, dijo, no quieren que se vuelva a presentar.

“Cómo está entrando agua, pues no nos preocupa tanto porque se está manteniendo, pero, pues pronto va a dejar de entrar lo suficiente, va a ir disminuyendo la entrada de agua y va a comenzar a bajar el nivel, eso es un poco lo que tenemos que ir administrando y es una administración que se tiene que ir haciendo día con día”, sostuvo.

Con información de elhorizonte.mx