Tiene Nuevo León nuevo proyecto hídrico tras 7 años

El gobernador Samuel García anunció que se construirá un segundo acueducto desde la presa El Cuchillo hasta la urbe regia, con costo de 12 mil millones de pesos

Tuvieron que pasar siete años para que un gobierno estatal presentara un proyecto que garantice el abasto de agua en Nuevo León.

Desde el proyecto de Monterrey VI no se había contado con un plan "de gran calado" que tenga lejos de la zozobra a la metrópoli regia por falta de agua, como actualmente sucede.

Ayer, el estado anunció la construcción de "El Cuchillo II", un nuevo acueducto que pretende cubrir la demanda del vital líquido que se tiene actualmente, que es de 14 m³/s.

Y es que Monterrey VI, que pudo concluirse en un plazo de tres años (2015 al 2018), se planteó cuando era director de Agua y Drenaje de Monterrey, Emilio Rangel Woodyard, en la administración de Rodrigo Medina, pero no inició por la presión de personajes políticos y luego, en el gobierno del Bronco, se canceló definitivamente.

Los principales responsables de ello fueron el excandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura del estado, Fernando Elizondo Barragán, y, el exdirector del entonces Fondo Metropolitano del Agua, Eugenio Clariond Reyes-Retana.

Ellos, en conjunto con organizaciones incluso del extranjero, operaron para desprestigiar el proyecto que traería a la entidad hasta 473 millones de metros cúbicos al año, que casi es el total de lo que se consume hoy en día.

El 22 de marzo de 2015, Elizondo afirmó que no se necesitaba traer agua de otra cuenca, pues aseguró que "había suficiente" en el estado.

"No se necesita un proyecto de estas dimensiones, ni una fuente alternativa de agua... se desperdicia mucha agua", expresó entonces.

Mientras que Reyes-Retana calificó la inversión de nefasta.

Cn información de elhorizonte.mx

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7