Temen que haitianos sean reclutados por bandas delictivas

Los albergues ya han sido rebasados en su capacidad y el hacinamiento se ha vuelto una situación de riesgo

Nuevo León.- El flujo de personas provenientes de Haití y que se encuentran viviendo  en campamentos y albergues sigue en aumento.

En Casa INDI la cifra ha llegado a 1200 haitianos, pero se espera que suba a 2400.

Pero esta crisis migratoria ha encendido un foco rojo para la iglesia.

De acuerdo al padre Felipe de Jesús Sánchez, fundador de Casa INDI, estos niños y mujeres se han vuelto "carne de cañón" para bandas delictivas.

El padre Felipe pidió la protección de autoridades ya que hay bandas criminales que aprovechan la situación que viven los haitianos refugiados en Nuevo León.

Los albergues ya han sido rebasados en su capacidad, el hacinamiento se ha vuelto una situación de riesgo.

Estos migrantes haitianos salen de Casa INDI y son llevados a una bodega de la colonia Industrial de Monterrey.

Caminan por la calle Luis Mora y llegan a esta bodega donde el dueño ofreció el inmueble como un dormitorio.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7