Se tenía que decir y se dijo: Todo apunta no habrá trasvase



El gobernador Samuel García advirtió que este año no puede haber trasvase de agua a Tamaulipas por el decreto presidencial que señala la crisis hídrica

No lo había hecho así, pero ayer declaró que sencillamente no se puede hacer el trasvase, porque hoy existe un decreto nacional de emergencia por sequía para Nuevo León, vigente hasta diciembre, que nos exime de ceder el agua, pues está por encima del acuerdo de 1996 que prevé los trasvases al vecino estado.

Y esto explica por qué el gobernador Samuel García, pese a las presiones, nunca se puso belicoso contra Tamaulipas, prefirió dejar que fuera la Federación, en este caso a través de un decreto, la que marcara el “desempate”, sin tener que cargar con el costo político de enemistarse con el vecino clave.

Fue notorio que desde diversas trincheras algunos “entes” querían amarrar navajas entre Samuel y el gober electo de Tamaulipas, Américo Villarreal, buscando que uno o el otro hicieran declaraciones incendiarias que caldearan los ánimos.

Pero el gobernador emecista, que se ve que va aprendiendo de templanza, se mantuvo sereno y no cayó en el juego, y ahora vemos que le salió bien la jugada, pues el propio secretario de Gobernación, Adán Augusto López, ya se manifestó a favor de que no haya trasvase, azuzado por el senador nuevoleonés Víctor Fuentes, quien lo increpó en plena comparecencia.

Y así las cosas, ahorita todo apunta a que no habrá trasvase, y los gobernadores no se despeinaron, y siguen siendo amigos.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7