Se tenía que decir y se dijo: Fuerza Civil a combatir crimen



La labor de Fuerza Civil en la seguridad de Nuevo León tendrá ahora una labor de mayor impacto al combatir de frente a grupos criminales

‘Atacan, otra vez, a Fuerza Civil’, es un encabezado que probablemente a usted le tocó escuchar o leer recientemente.

Pero a decir de los policías y los mandos de esta corporación, es una interpretación muy equivocada de lo que realmente está pasando.

Argumentan: no es que ataquen a Fuerza Civil, sino que Fuerza Civil está entrando en combate con el crimen, y por obvias razones, éste responde... vamos, la versión que están tratando que comprendamos los ciudadanos es la de que Fuerza Civil está –por fin– saliendo a combatir al crimen en zonas rurales, como no ocurría desde hace años.

Y claro, al realizar operativos, patrullar y hasta ir por peligrosos criminales, se topan con violentas respuestas, pero no es que los de Fuerza Civil estén por ahí estacionados y de repente los ataquen de la nada; más bien ha sido Fuerza Civil la que ha ido a meterse a zonas donde el crimen pensaba que ya tenía “el control”, incluso ha ido a reventar campamentos clandestinos y hasta ha aprehendido a importantes líderes.

Y como dice el secretario de Seguridad, Gerardo Palacios Pámanes, “el que busca encuentra”.

Por eso ahora estaremos, inevitablemente, escuchando más sobre balaceras y encontronazos, pero –como razonan los mandos policiacos– ¿de qué otra forma se le puede poner un alto, someter, limitar o hacer retroceder al crimen? ¡Pues sólo entrándole!

Claro, la bronca de esto es que genera una percepción de que “hay más violencia” y de que “hay más inseguridad” en Nuevo León.

Pero habría que llamar “inseguridad” a hechos donde el crimen “obtiene algo”, como cuando roba, mata o secuestra, pero no cuando se le enfrenta o se le abate, porque ahí más bien estamos ante un acto para “recuperar terreno de la seguridad”, para “poner orden”, que es increíblemente necesario, ya que durante el sexenio del “Bronco” prácticamente se abandonó el combate en municipios rurales.

Así que, todo indica, estimado lector, que los enfrentamientos van a seguir. Y a decir del gobierno, son la única manera de no dejar que crezca el problema.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7