Se tenía que decir y se dijo: Error dejar de regar parques

Error garrafal, así podríamos llamarle a la decisión de algunas autoridades de prohibir regar las áreas verdes, porque esto provoca más sequía

Expertos explicaron que cuando se riegan las áreas verdes, el agua no se tira sino que se filtra al subsuelo y se recargan los mantos freáticos .

El agua de la tierra de jardín tarde o temprano se regresa, incluso en forma de lluvia, pero en una ciudad donde las áreas verdes ya están secas se interrumpe el ciclo del agua.

Entonces sí es bueno regar, con mesura, parques y jardines para que sigan vivos y nos ayuden a traer más agua.

Lo increíble es que tengamos como autoridades a gente que no sepa de eso, y que proponga políticas ignorantes como la de prohibir regar, o peor aún la de prohibir poner áreas verdes decorativas, si lo que esta ciudad necesita para crear más oxigeno y tener agua son más plantas y árboles.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7