Se tenía que decir y se dijo: Cae fiscal y ¿el caso Debanhi?



Gustavo Adolfo Guerrero renunció ayer a su cargo de fiscal General y argumentó que su salida es porque ha iniciado su proceso de jubilación

El polémico manejo de las investigaciones en la desaparición y muerte de Debanhi Escobar, así como de las jóvenes Maria Fernanda Contreras y Yolanda Martínez, terminó por provocar la caída del titular de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, quien presentó su renuncia ante el Congreso del estado.

Ayer, el ahora exfiscal envió al Poder Legislativo un documento en el que les informa la dimisión de su cargo, al argumentar que al cumplir 40 años en el servicio público inició su proceso de jubilación. Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez fue electo por el Congreso como fiscal General de Justicia del estado en 2018, al abogado le faltaban 1 año y cinco meses para concluir su gestión legal de 6 años, que se cumplía el 9 de marzo de 2024.

La salida de Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez estuvo precedida por la profunda crisis que le generaron los casos de desapariciones y muertes de jóvenes, pero especialmente la de Debanhi Escobar, que incluso lo llevaron a confrontarse con el gobernador Samuel García.

El caso hasta hoy no ha podido resolverse en la instancia estatal, además de que las versiones iniciales de la Fiscalía de Nuevo León han chocado con las presentadas desde ámbitos federales, además de no dejar satisfechas a la familia y opinión pública.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7