Recurre a la repostería para evitar que la economía de su hogar se derrumbe

Tras más de diez meses de cierres y restricciones por la pandemia, Laura Obregón, quien trabajaba como cocinera en un casino, ha tratado de reinventarse, preparando galletas para vender, pero es difícil

  • Por: Olivia Martínez
  • enero, 29, 2021 10:05
  • Comentarios

Nuevo León.- Cuando doña Laura Obregón sale de su casa para vender repostería a sus vecinos, la invade la angustia y desesperación, porque le urge dinero para cumplir con sus obligaciones de madre y de abuelita.

La industria del entretenimiento, en la que trabajaba como cocinera, sigue cerrada.

Y ella ya no percibe ingresos.

Tras más de diez meses de cierres y restricciones por la pandemia, esta madre soltera ha tratado de reinventarse, preparando galletas para vender, pero es difícil.

Mientras mezcla la harina y la manteca para las hojarascas y demás repostería, piensa en cómo sacar adelante su hogar, en la colonia 3 Caminos, en Guadalupe.

Ya no aguanta, pues la vendimia no le genera casi nada de ganancia, pero no hay de otra.

Sigue sin entender cómo por la decisión del gobierno estatal de mantener cerrados los negocios en esta pandemia,  la economía de su hogar se derrumbó.

Los recibos por pagar se acumulan  y la deudas también.

Y no puede pagarlos, pues lo poco que consigue es para pagar la conectividad para las clases a distancia de su hijo y nietos.

Sus vecinos son generosos y le compran la repostería, pero es insuficiente.

Con los casinos cerrados, el  destino para doña Laura y para miles de trabajadores es incierto: perdieron sus trabajos, mientras el  gobierno sigue sin apoyarlos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7