Recomiendan estar alerta por actividad sísmica en Nuevo León

El geólogo de la UANL, Juan Carlos Montalvo, aseguró que la sociedad debe comenzar a prepararse por si llegan a ocurrir sismos mayores.

  • Por: María Teresa Lozano
  • noviembre, 18, 2021 19:26
  • Comentarios

Ante los sismos que se han registrado en Nuevo León, siendo los últimos ocurridos el 10 de noviembre al suroeste de Allende, el geofísico investigador de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la UANL, Juan Carlos Montalvo, recomendó estar alertas y crear protocolos para estar preparados para posibles eventos de mayor magnitud.

El investigador señaló que los últimos movimientos telúricos fueron de origen natural y recordó que, aunque no parecen ser característicos de la región, en realidad a lo largo del tiempo geológico ha estado sujeta a diversos esfuerzos geológicos.

En el 2012 se estableció una estación sismológica en el Campus Mederos que forma parte de la Red Sismológica Nacional, tratándose de un sismómetro, un acelerógrafo y un digitalizador, que proporcionan información sobre magnitud y localización epicentral de terremotos, además de funcionar como centro de referencia para evaluar el potencial de daños ante futuros sismos. 

Por su parte, desde el 2006 hay otra estación instalada en la Facultad de Ciencias de la Tierra en el municipio de Linares.

Hay referencias desde el año de 1838 de temblores en el área metropolitana, así como un terremoto en 1841.

En la actualidad se estudia lo que se conoce como actividad neotectónica, que son las fallas en estructuras geológicas, que podrían estar generando la actividad física reciente.

En este fenómeno conocido como falla geológica, es cuando sobre una superficie determinada se encuentran dos bloques de roca que se desplazan uno respecto al otro.

Para que se de este desplazamiento debe surgir una fuerza para que las rocas pierdan resistencia, por lo que con el paso del tiempo se acumula energía que sale con fuerza.

Por su parte el analista, explicó que los sismos que han ocurrido son de una magnitud menor, por lo que no han tenido la capacidad de generar daños y si en algún momento ocurriera sería por las condiciones de la urbanización.

También resaltó que la sociedad debe comenzar a prepararse por si llegan a ocurrir sismos mayores, por lo que sería oportuno elaborar protocolos para saber cómo responder de manera inmediata en caso de un evento de mayor grado.

Es así que, gracias a los expertos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, podemos prever al estado ante eventos, en este caso geológicos.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7