Proyectan aprovechar agua de lluvia con parques colectores

Secretaría de Medio Ambiente de Nuevo León busca convertir los parques públicos del área metropolitana en 'colectores de agua de lluvia' que sirvan para riego

  • Por: Rosalinda Tovar
  • septiembre, 12, 2022 08:36
  • Comentarios

Con el fin de colectar y aprovechar el agua de lluvia en la urbe regia, la Secretaría del Medio Ambiente de Nuevo León contempla introducir en los parques públicos pequeñas lagunas que sirvan para riego de las mismas áreas verdes, e incluso para potabilizarla y usarla en la zona metropolitana.

La propuesta ya fue aterrizada en documentos oficiales del estado que están siendo promovidos en las mesas de Programa de Calidad del Aire, y se busca que esto derive en una política pública que implementaría esta misma administración, de manera que sea la nueva norma a seguir en los nuevos parques metropolitanos.

Incluso, se busca que algunos de los parques ya existentes sean reconvertidos mediante proyectos específicos, iniciando con el Parque Fundidora.

En entrevista, el secretario estatal del Medio Ambiente, Alfonso Martínez Muñoz, indicó que el plan es parte de la "infraestructura verde" que se pretende desarrollar en el estado para enfrentar el cambio en los patrones climáticos y se empezará con la reconversión del parque Fundidora.

" Podemos ponernos una meta con la metrópoli en la próxima década y empezar a transformar los parques, y también que lo nuevo que se construya tenga ya esta tecnología", explicó el funcionario.

Con este plan, las 2,000 hectáreas de parques que hay en la urbe regia no representarían "una carga" de riego, sino al contrario, serían autosustentables y ayudarían a tener una mayor disponibilidad de agua para consumo humano.

Se estima que al año caen en la metrópoli regia 546 millones 458,254 metros cúbicos (m³) de agua, que equivalen a 17.3 m³ por segundo.

El proyecto del gobierno estatal pretende captar el 30% de esa cantidad, lo cual equivale a 5 m³/s, es decir, lo que aportaría la presa Libertad.

"Una segunda etapa sería aprovechar el agua de lluvia que se va al drenaje pluvial... Luego podemos quizá hacer grandes obras en las cañadas, en los canales que conducen el agua fuera de la ciudad, para que esa agua se quede aquí y no provoquen daños las escorrentías (escurrimientos)", señaló el secretario del Medio Ambiente.

De igual forma, Martínez Muñoz explicó que dicha infraestructura verde consistiría en que todos los parques tengan lagunas naturales o esteros que concentren el agua de lluvia.

Además, los bordes de esas mismas áreas verdes, las calles y avenidas tendrían una especie de canales o "escorrentías" que llevarían el líquido a esas zonas cóncavas.

Ese líquido no se iría a un depósito, sino que se infiltraría al subsuelo para recargar pozos y mantos freáticos.

Con información de elhorizonte.mx

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7