Pozos de la Macro evitan recorte de agua en Nuevo León

Gracias a los pozos perforados en el Centro de Monterrey, hay abasto suficiente de agua, al menos de momento; sin embargo, presas continúan en niveles bajos

  • Por: Rosalinda Tovar
  • septiembre, 21, 2021 06:38
  • Comentarios

Nuevo León.- Gracias a los pozos de agua perforados en el Centro de la ciudad de Monterrey, se garantizó el abasto en la urbe regia; no obstante las presas en Nuevo León siguen con niveles bajos y las autoridades hacen un llamado a seguir cuidando y no desperdiciar el vital líquido.

Ayer, el director de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), Gerardo Garza González, en exclusiva, informó que ya descartó los cortes en el suministro que tenía previstos.

La paraestatal había puesto el 15 de septiembre como fecha para definir cuándo empezaría a racionar el líquido, pero ayer Garza González, señaló que el abasto está “garantizado” y que no tiene otra fecha para tomar esa medida.

De hecho, los cortes originalmente estaban programados para iniciar desde el 11 de agosto, pero ese día, AyD, en voz de su director operativo, Florentino Ayala, dijo que las copiosas lluvias de junio y julio dieron un respiro para tener agua las 24 horas casi 40 días más, es decir, que los recortes se pospusieron para la primera quincena de septiembre.

No obstante, a pesar de que en septiembre no ha llovido en abundancia, como ocurre otros años, Garza González confirmó que, gracias a los nuevos pozos, no habrá recortes.

“Está garantizado el abasto, y la fecha de cortes no la tengo, depende de los fenómenos meteorológicos”, indicó.

Tal situación obedece a la estrategia de explorar otras fuentes de agua, como los pozos de la Macroplaza y otras partes de la ciudad.

INFO7 publicó el pasado 23 de agosto que en la zona del centro de la ciudad, AyD perforó 23 pozos de agua que aportan 800 litros por segundo (l/s) y están perforando 20 más en otras partes de la ciudad que proporcionarán 1,000 l/s que equivaldrá a un total de 1.8 metros cúbicos por segundo (m³/s).

La medida de los pozos se empezó a tomar desde el año pasado previendo que sería un año seco y a la creciente demanda de agua.

En marzo se concluyeron los primeros 23 pozos que costaron $150 millones de pesos y los otros 20 entrarán en operación a mediados de noviembre, dijo ayer Garza González.

Actualmente las presas del estado continúan a la baja a pesar de las lluvias copiosas de junio, julio y agosto. La que se encuentra más escasa es Cerro Prieto que aporta 2.3 m³/s al consumo diario metropolitano.

Los 800 l/s de los 23 pozos que ya en funcionamiento representan el 35% de lo que aporta ese embalse y al entrar en funcionamiento los otros 20 pozos, los 43 totales aportarán el 78% de lo que proporciona ese vaso ubicado en Linares.

Pozos de la Macro evitan recorte de agua en Nuevo León

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7