Por caro, el aguacate cada vez más ausente de la mesa

Antes el aguacate estaba en la mesa de los mexicanos, pero hoy está en las nubes, es decir, en las alturas: el kilo ya llegó a los 120 pesos

No por nada a este producto inalcanzable para el bolsillo de los mexicanos le llaman el oro verde.

La mayor parte del aguacate viene de Michoacán y, entérese, de las huertas de los productores sale a un precio aproximado de 48 pesos el kilo.

Pero, ¿por qué entonces se vende tan caro al consumidor?

Las explicaciones son varias: la sequía en el campo mexicano provoca escasez del producto, y como la mayor parte de la producción se exporta a Estados Unidos, poco se queda en el mercado nacional, surge la  especulación con el precio, interviene entonces la larga cadena de intermediarios, y a eso se le suma que quienes lo comercializan tienen que pagar cuota al crimen organizado para poder transportar la carga en carretera. 

Todo eso, por fuerza, dispara el precio y por si algo faltara, agréguele la espiral inflacionaria en México, causa por la que suben todos los precios.

Los clientes se sacrifican y en lugar de llevar varios kilos o un solo kilo, llevan medio, es decir, unos tres aguacates.

Los comerciantes son los primeros en lamentar la carestía porque los clientes compran menos.

Y si la carestía persiste, el aguacate seguirá siendo el gran ausente en la mesa donde comen los mexicanos.

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7