Pierde su verdor la Sierra de Santiago; urgen reforestar



Advierten ONG’s por retraso en tareas, pues aún no se rehabilitan áreas afectadas del año pasado

La rehabilitación de las zonas devastadas por incendios forestales en la sierra de Santiago va a paso lento, lo cual es un grave problema, ya que las quemas forestales registradas en 2021 y en este año también dañaron el ecosistema donde se produce más de la mitad del agua que consume en el área metropolitana de Monterrey.

Ante esta situación, organismos civiles urgen a implementar planes de rescate bien estructurados y acelerar las acciones de recuperación de tierras dañadas por los incendios.

El área afectada en la sierra de Santiago es tan extensa que equivale a casi 94 parques Fundidora; es decir, 13, 500 hectáreas: 8,500 del siniestro registrado en 2021 y 5,000 del que estuvo activo del 24 de marzo al 8 de abril de este año.

Y la temporada de incendios aún no termina. Expertos y organismos civiles, como el Patronato Amigos de la Sierra, alertaron que la superficie devastada por el fuego sigue creciendo, al sumarse la de este año a la del año pasado, y en ninguno de los casos se ve un plan concreto de recuperación del ecosistema, por lo cual urgieron a trazar uno en el que participen sociedad y los tres niveles de gobierno.

Y es que, señalaron, los incendios al arrasar árboles y matorrales también dañaron las cuencas y cañadas que estos alimentan. “No nada más se pierde un paisaje, sino que se pierde un servicio ambiental, como es el agua; la vida se sostiene en los ecosistemas y llevamos ya dos años con un tema de incendios severos donde el daño al ecosistema ha sido amplio”, dijo David Valladares, integrante de ese organismo.

Recuperar estos espacios verdes tendrá un costo de $337 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de las autoridades, pero no se podrán iniciar las tareas hasta septiembre porque aún no concluye la temporada de incendios.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), del incendio de 2021 registrado del 16 de marzo al 2 de abril, sólo se ha trabajado en el 30% del área afectada; es decir, 2,550 hectáreas.

En el caso del incendio más reciente, ni siquiera se ha iniciado con la evaluación para saber la magnitud del daño y el tipo de remediación que amerita.

Y según el delegado de la Conanp, Sadot Edgardo Ortiz Hernández, apenas comenzaron con dicho diagnóstico y sería en septiembre cuando empiecen a trabajar en la reforestación.

“Se va a tener que reforestar a partir de septiembre… se han tenido ya una serie de reuniones entre la Conafor (Comisión Nacional Forestal), gobierno del estado, con la Secretaría de Medio Ambiente y nosotros como Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas”, afirmó el funcionario.

Además, explicó que las tareas de remediación empezarán hasta septiembre, porque en los siguientes meses podría haber más incendios.

Según el delegado, por cada hectárea siniestrada se necesitan invertir $25,000 pesos para su rehabilitación, por lo que atender las 13,500 afectadas por los dos incendios de este año y el pasado, necesitan $337.5 millones de pesos.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7