Ómicron, 10 veces menos mortal en Nuevo León

Con nueva variante, letalidad del Covid baja de 2.7% a 0.2%, según cifras reportadas por la Secretaría de Salud estatal en enero de 2022

De acuerdo a la experiencia vivida en el estado de Nuevo León la variante ómicron del Covid-19 es mucho menos dañina.

Lo anterior, porque si bien ha sido mucho más contagiosa, la nueva cepa ha ocasionado en el estado alrededor de 10 veces menos muertes en comparación con la ola anterior, pues en esta ocasión se registran dos fallecimientos en promedio por cada 1,000 contagios reportados, mientras que en la ola anterior se daban unas 27 defunciones por cada 1,000 casos de coronavirus contabilizados por día.

Al respecto, expertos afirman que en las actuales condiciones el Covid ya se puede comparar con una influenza estacional por lo que dudan que pueda haber una nueva oleada de casos.

Un análisis realizado por El Horizonte con base en datos de la Secretaría de Salud del estado revela que, al analizar los cinco días de más contagios de la tercera ola que fueron del 20 al 24 de agosto de 2021 contra los cinco de la semana pasada que van del 16 al 20 de enero en cuyo periodo se rompieron casi todos los días récords de casos.

En el primer periodo mencionado se registraron 26.7 muertes por cada 1,000 contagios y en el segundo fueron 2.2 muertes por esa misma cantidad de contagios lo que representa una reducción de 91 por ciento.

La diferencia radica, afirmó el médico Eduardo Lingow, en factores como que ómicron difícilmente "baja" a los pulmones mientras que delta, que era la cepa dominante en la tercera ola, sí lo hacía.

Además de que actualmente la gran mayoría de la población ya está vacunada o tiene inmunización natural por haberse contagiado.

"Es 90% es menos mortal, es decir, si antes morían 10 ahora muere uno y los que fallecen son personas que no tienen la vacuna y personas que tienen alguna otra enfermedad.

"Probablemente, van a surgir otras variantes, pero cada vez igual, más contagiosas y menos letales", dijo el experto.

Aparte de las muertes, el riesgo menor que representa ómicron se refleja en las hospitalizaciones.

En el pico del 24 de agosto de 2021 había 1,758 personas hospitalizadas y el pasado 21 de enero eran 825 que es una diferencia de 53 por ciento.

En tanto, del 20 al 24 de agosto se reportaron 1,745 hospitalizaciones en promedio diarias mientras que del 16 al 20 de enero fueron 709 que son casi 60% menos.

Cabe precisar que estudios realizados por especialistas del Instituto de Investigación de Salud de África en Durban, Sudáfrica, sugieren que a largo plazo y con una dominación de ómicron en los casos de Covid-19, podría haber menos hospitalizaciones y fallecimientos que en un escenario en la que la cepa delta tenga una mayor presencia.

La investigación que encabeza el especialista Alex Sigal apunta que la infección con la variante ómicron del SARS-CoV-2 (Covid-19) crea una respuesta inmune neutralizante contra la variante delta, disminuyendo el riesgo de una enfermedad grave.

Con información de elhorizonte.mx

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7