Nos enseñó a no claudicar: Rosario Piedra sobre su madre



La presidenta de la CNDH resaltó el gran ejemplo que dejó su madre en la lucha por los derechos humanos.

Familiares y amigos de la activista Rosario Ibarra de Piedra asistieron a unas capillas funerarias en el Centro de Monterrey para despedirla.

La mañana de este sábado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cuya titular es Rosario Piedra Ibarra, presidenta del organismo, dio a conocer la muerte de su madre de 95 años de edad, quien fue fundadora del comité ¡Eureka!, uno de los primeros grupos de búsqueda de personas desaparecidas en México.

El cuerpo llegó en punto de las tres de la tarde y desde ese momento también los arreglos florales enviados por amigos.

Jesús Piedra Ibarra desapareció en 1974 en la ciudad de Monterrey luego de ser acusado de pertenecer al grupo guerrillero Liga 23 de septiembre a quien se atribuyó el asesinato del empresario Eugenio Garza Sada.

A partir de ahí su madre inició una incansable lucha para encontrarlo y fue ahí donde comenzó su activismo.

Además, en 1982 se convirtió en la primera mujer candidata a la presidencia de la República y años más adelante se desempeñó como Senadora y Diputada federal.

Los familiares de la luchadora social, hasta el momento, no han dado a conocer el lugar donde serán depositados sus restos.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7