No hay agua en Nuevo León... ¡y llueve menos!

Desde 2017 el índice de lluvias no alcanza el promedio anual histórico, ni siquiera en 2020 con tormentas como ´Hanna´, revelan datos de Conagua

La actual crisis hídrica que se registra en Nuevo León se debe a que en la entidad ha llovido menos de lo esperado en por lo menos los últimos cinco años, pero también a la falta de una infraestructura que le garantice suministro continuo y suficiente de agua al estado y a que gobiernos anteriores no invirtieron en mantenimiento de la red del vital líquido.

Aunado a lo anterior, especialistas advierten que la lluvia que debería llegarnos este verano 2022 puede ser menor a las anteriores. Esta falta de precipitaciones se ha acentuado en los veranos de estos últimos 5 años, que es cuando debería llover más que en el resto de las estaciones del año.

Con todo y que en los años recientes llegaron al estado tormentas tropicales que dejaron una buena cantidad de agua, como Fernand en el 2019 y Hanna en el 2020, desde el 2017 no se ha alcanzado el promedio anual de lluvias que, según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), debe ser de 635 milímetros (mm).

Esto explica, según el meteorólogo y asesor operativo de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), Doroteo Treviño Puente, que presas como Cerro Prieto y La Boca estén no sólo en su nivel histórico más bajo, sino "agonizantes".

Dichos embalses aportan el 25% de agua que demanda la zona metropolitana.

"La cuestión es que en la cuenca de la presa Cerro Prieto las lluvias y las entradas de agua han estado por debajo de lo normal desde el año 2017, y eso es parte de la consecuencia de que esté en la condición en la que está", indicó.

Según los " Resúmenes Mensuales de Temperaturas y Lluvia" de la Conagua, en el 2017 cayeron en Nuevo León 570 mm de agua, mientras que en el 2021 fueron 497 mm, es decir, 13% menos.

Además, esos 497 mm de lluvia son 22% menos que el promedio anual histórico de 635 mm. La situación es aún peor si comparan los primeros cinco meses de este 2022 con los de los cinco años anteriores.

Por ejemplo, de enero a mayo del 2017, se presentaron 173 mm de lluvia, mientras que en el mismo periodo de este año van 81 mm, lo que significa un 53% menos.

Treviño Puente señaló que es evidente que en los últimos años ha llovido menos, pero que en agosto del año pasado se empezó a remarcar este déficit de precipitaciones.

Y esto ocurre, dijo, en los meses más importantes, los que más deben aportar precipitaciones y escurrimientos.

"En el mes de agosto (del año pasado), que es uno de los más importantes en cuanto a la cantidad de lluvia, se registró solamente el 60% de lo normal.

"Luego, en el mes de septiembre, que es el mes que más llueve en el año y el que registra la mayor cantidad de lluvia promedio con 150 mm para Nuevo León, el año pasado solamente se registraron 65 mm; es decir, una tercera parte de lo que normalmente llueve, y esa es una de las causas por las cuales tenemos hoy una situación tan complicada", refirió.

Con información de elhorizonte.mx

 

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7