Migrante deportado construye en el Río Santa Catarina su nuevo hogar

Esteban Ramírez, originario del Estado de México, fue deportado de los Estados Unidos y encontró en el lecho del río el lugar para vivir

Nuevo León.- En los tiempos primitivos el hombre solía vivir de lo que la naturaleza brindaba.

En estos tiempos un lugar icónico dónde el paso de los ciclones ha escrito tantas historias es adoptado por hombres en situación de calle como un hogar.

Es el Río Santa Catarina, su cauce vive y del subsuelo brotan sandías tomates, infinidad de plantas faunas y aves.

Hoy se ha convertido en un gigantesco bosque.

Migrantes e indigentes han construido sus chozas en medio del ecosistema.

Encontramos a Esteban Ramírez, de 42 años, originario de Estado de México, fue deportado de los Estados Unidos y encontró aquí el lugar para vivir.

Fue a raíz del huracán Hanna, cuando empezó a montar sus paredes y techo.

Migrante deportado construye en el Río Santa Catarina su nuevo hogar

Con barrotes, sábanas, cartones y madera ha edificado su casa a unos metros de la escultura de la virgen de Guadalupe.

Las aguas de este río les provee de alimento.

Aunque Esteban vio frustrado su sueño guajiro.

En el Río Santa Catarina encontró una  inmensa casa ecológica viviendo de la madre naturaleza.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7