Invade a piperos temor a ser agredidos al transportar agua

En algunos casos las pipas tienen que ir resguardadas por patrullas para evitar algún conflicto con los ciudadanos que claman por agua

Un hidrante ubicado en el centro de la ciudad, se ha convertido en una central para un convoy de pipas de agua. 

Ahí extraen el líquido para llenar los tanques cilíndricos con capacidad para 10 mil litros.

Ángel Mejía, de 21 años, conduce una de estas pipas, con un ayudante, él llegó procedente de Toluca y su misión es llevar agua a las colonias más necesitadas por la escasez que enfrenta el estado.

Invade a piperos temor a ser agredidos al transportar agua

"Yo vengo desde Toluca, pues más que nada a apoyarlos. no vengo a hacer ninguna maldad por acá".

"Soy chofer de pipa, vamos a varios municipios de aquí a entregar agua. Sí se ve bastante la escasez de agua", comentó Ángel.

Sin embargo, en últimas fechas en el cumplimiento de su trabajo estos choferes de pipas de agua enfrentan un peligro, y es el riesgo de ser agredidos por personas desesperadas por tener acceso a este recurso natural indispensable.  

"Es un riesgo no, el conducir la pipa y ver la gente que está desesperada que no tiene agua y se siente uno hasta con miedo. La otra vez bloquearon en 'San Berna', se siente la adrenalina", platicó.

Ángel y otros choferes de estas pipas que fueron contratadas por el gobierno de Nuevo León se alistan para abastecer de agua a familias que reportan la falta del recurso en colonias afectadas.  

"Estamos llenando las pipas de agua y nos mandan la ubicación y tenemos que asistir ahí. A veces nos mandan con guías o patrullas para seguridad", indicó.

Las jornadas de trabajo para estos choferes se extienden más de 12 horas al día hasta que no quede gota alguna en la pipa.

Invade a piperos temor a ser agredidos al transportar agua

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7