Fuerza Civil cederá estafeta de seguridad a Policía Regia

Gerardo palacios, secretario de seguridad de Nuevo León, revela que sector Cumbres se entregará este septiembre y el resto de la ciudad en 2023

Tenían 20 años planeándolo... y ningún gobernador ni ningún alcalde lo había logrado.

Finalmente ahora, a partir de septiembre de este 2022, Fuerza Civil de Nuevo León le pasará por fin a la Policía de Monterrey la estafeta de seguridad en los territorios que le ayudaba a cuidar.

El primero será la zona poniente, o sea el sector de Cumbres, que se entregará al municipio en sólo cinco semanas.

En entrevista exclusiva con INFO7, el Secretario de Seguridad de Nuevo León, Gerardo Palacios Pámanes, dijo que ya hay un acuerdo entre el gobernador, Samuel García, y el alcalde, Luis Donaldo Colosio, y que no será necesaria ninguna reforma legal para ello.

Fuerza Civil cederá estafeta de seguridad a Policía Regia

"Vamos a empezar con la zona poniente y esto va a ser aproximadamente en cinco semanas, ahí va a empezar a patrullar la Policía de Monterrey y Fuerza Civil, se va a ir reduciendo en esa zona poco a poco, va a haber un periodo de acompañamiento", dijo el funcionario.

Y una vez que la entrega se haga "con éxito", dijo, se trabajará para que en el 2023 siga otra área de la ciudad que sería la zona sur. Además, indicó que ello implicará que la Policía de Monterrey contrate invierta en más activos, lo cual será absorbido por la administración de Colosio aunque si hay necesidad, el estado les dará su apoyo.

"Durante más de 20 años no hubo un avance en el tema, hoy en día hay una concurrencia de voluntad de Luis Donaldo Colosio y Samuel García.

"Vamos a hacerlo de manera paulatina, primero empezaremos en la zona poniente y ahí vamos a estar un tiempo en acompañamiento con la policía de Monterrey, actuando no como primer respondiente, sino como segundo respondiente para casos de alto impacto", dijo Palacios Pámanes.

Fue a finales de los 90 cuando el estado firmó un convenio con el municipio de Monterrey para ayudarlo a vigilar zonas para las que no tenía capacidad.

Así fue como asumió el mando en la zona norte, sur y poniente.

Tras esos periodos, se abrió la discusión de que el estado regresara esas zonas, pero nunca se llegó a un acuerdo.

Palacios Pámanes dijo que ya hay la intención de aumentar los elementos para la policía de la capital.

Dijo que esto ayudará a despresurizar la policía estatal a fin de que se aboque a otras tareas que realmente le toca cubrir.

"Primero vamos a ver la entrega total y exitosa de la zona poniente, segunda fase, para el año 2023, empezar a planear la entrega paulatina de la zona sur.

"Ya no necesitaremos tener ahí 200 policías de Fuerza Civil, ocuparíamos 20 por turno porque cuando hay una llamada de auxilio al C-5 hoy en la zona poniente, va Fuerza Civil", dijo.

Este cambio entra en la nueva estrategia de seguridad que consiste en que la policía estatal se haga cargo de los delitos de alto impacto y las municipales de los de menor impacto y hasta faltas administrativas.

"Fuerza Civil no va a recibir las llamadas de auxilio de los delitos o eventos antes mencionados, sino la Policía de Monterrey, mientras que Fuerza Civil va a estar en patrullaje para delitos de alto impacto, esto justifica la necesidad menor de tener muchos policías en esa zona", afirmó.

Adelantó que la segunda etapa de la entrega de la seguridad al municipio de Monterrey empezaría a principios del próximo año con la zona sur y se estima que en ese mismo 2023 el municipio ya se estaría haciendo cargo al 100% de su territorio.

Palacios Pámanes recordó que en el periodo 2011 al 2015, se pudo reducir el índice delictivo, por eso garantizó un 20% anual de reducción de inseguridad.

Con información de elhorizonte.mx

 

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7