Cuentas no "cuadran" en Sección 50; exigen auditoría externa

Tras una discrepancia en las cuentas pensionarias de la Sección 50 del SNTE, se buscará hacer una auditoría externa que no haga las cosas "al vapor"

  • Por: Olivia Martínez
  • junio, 06, 2022 20:27
  • Comentarios

En el octavo pleno extraordinario de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), las cuentas nomás  no cuadran.  

Debido a diversas  anomalías, los pensionados y jubilados del Comité Ejecutivo del gremio exigieron practicar una auditoría externa a los informes rendidos sobre el ejercicio sindical de cinco años del actual comité ejecutivo seccional que encabeza el secretario general,  José Luis  López Rosas.

En la plenaria que se celebró hace días,  se presentaron dos informes: uno, el de carácter general rendido por López Rosas; y dos, el del manejo de dinero, rendido por la secretaría de Finanzas, Virginia Cortés Alemán. 

La secretaria de Pensiones y Jubilaciones de la Sección 50, Lucilda Pérez Salazar, denunció que los dictámenes fueron aprobados al vapor, en una hora, sin análisis, y avalados "a mano alzada", sin contarse los votos, ni cotejarse el contenido con facturas. 

Aseguró que los informes fueron aprobados sin discusión alguna y de manera antidemocrática. 

Era de una cuartilla el que se refería al informe de secretaría general, y prácticamente unos considerandos que no tenían nada que ver con el informe, palabrería hueca, y de inmediato es de votarse y se aprueba. Y lo ponen a votación, no a discusión de la asamblea, sino a votación, entonces la aplanadora luego luego levantó la mano", acusó.

La profesora Salazar denunció que hay una "danza" de cifras y que ambos informes se contradicen: mientras el  general reporta que se recibió un pasivo en el rubro de servicios médicos por 300 millones de pesos, el de finanzas indica que fue de sólo 245 millones de pesos. 

Según el informe,  la deuda en servicio médico se pagó en su totalidad, pero Pérez Salazar denunció que eso fue a costa de una  austeridad extrema que  provocó grave deterioro del servicio médico y se atentó contra la vida de los derechohabientes, al no haber medicamentos y aplazarse las cirugías por carencia de insumos y por el desgaste de las instalaciones. 

Y alegó que lo más  grave es que se informó que en las finanzas del servicio médico hay un superávit de 173 millones de pesos. 

Y con esa finta se fueron varios compañeros, "no, pues es que hay dinero". Por eso, ¿y por qué no lo gastan en el servicio médico, por qué no lo emplean? Es criminal",incidió.

El servicio médico de la Sección 50 está caído, no de ahora, tiene aproximadamente diez años, pero en este período fue lo más grave que pudo haber pasado", lamentó.

Ante eso, esta es la exigencia: 

"Hay un sinfín de cifras que no resisten el menor análisis y deben ser objeto de revisión exhaustiva, honesta y detallada, para lo que pedimos y exigimos que  se realice una auditoría externa". 

Aseguró que seguirá exigiendo que se sepa la verdad.

Votamos en contra de los dictámenes presentados al pleno en apego estricto al mandato de los trabajadores de la educación que representamos con toda dignidad", declaró.

El escrito donde solicitan la auditoría externa  va avalado por la secretaria de Jubilados y Pensionados de la Sección,  Graciela Hernández Ruiz, y por  otros secretarios generales.

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7