Crecen en Nuevo León fugas de agua ¡y robos!

Se van sin cobrarse 4 de cada 10 litros de agua disponibles para la metrópoli, y consumo también aumenta

Cuatro de cada 10 litros disponibles para la metrópoli se pierden, ya sea por robo o fuga, en medio de la crisis de sequía que enfrenta Nuevo León. Esto representa un incremento importante, pues un año antes, esta cifra era de tres litros por cada 10.

Esta agua, considerada no contabilizada por Agua y Drenaje, porque no se paga y por ende no genera ingresos, pues es robada o se fuga, y equivale a cinco presas La Boca al año.

Por si fuera poco, los regios están gastando más agua en lo individual, ya que el consumo per cápita sufrió un incremento al pasar de 229 litros en 2019, a 235 litros en 2020 y en 2021 subió a 238 litros, lo que representa un aumento del 4% de 2019 a 2021.

Ante esto, expertos y activistas afirmaron que Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) debe de eficientizar sus procesos e implementar campañas "agresivas" de concientización, no sólo aplicar medidas que generen más recaudación de recursos para el gobierno.

Respecto al agua robada, el año pasado en Nuevo León se consumieron 478 millones de metros cúbicos de agua (Mm³), por lo que si se roban o fugan el 40% entonces la cantidad son 192 Mm³.

Esta cantidad equivale a casi cinco presas La Boca, que tiene una capacidad para 39 Mm³.

Si la capacidad de ese embalse, se multiplica por cinco da 197.4 Mm³. Además, es el equivalente al 64% de la sedienta presa Cerro Prieto, que tiene una capacidad de almacenamiento de 300 Mm³.

Según los "reportes de gestión financiera de Agua y Drenaje", durante 2019, el "Agua No Contabilizada (ANC)" que son las fugas, tomas clandestinas, fallas de medición y colonias irregulares, fue del 30%, mientras que en el 2020 subió a 32% y en 2021 a 40 por ciento.

Es decir, el año pasado el problema del agua que se fuga o se roban aumentó un 25 por ciento.

Al respecto, el director de AyD, Juan Ignacio Barragán, señaló que se está haciendo un gran esfuerzo por detectar los casos y obligar al usuario a pagar su consumo, pero reconoció que no es fácil, pues a veces hasta tienen que usar la fuerza pública.

"Lo que estamos haciendo es un levantamiento en varios municipios, es por así decirlo programas de regularización.

"Mandamos una cuadrilla de inspectores y mandamos también un agente del área comercial y hacer contratos, pero es un trabajo lento, porque hay que ir a que esté la gente y que estén dispuestos a hacer el contrato lo que hace la cuadrilla", explicó el funcionario estatal. 

Y agregó que del 40% del agua no contabilizada, 11% corresponde a fugas, las cuales dijo que se atienden diariamente.

Sin embargo, dijo que el rango es "normal" pues a nivel internacional el parámetro por fugas es del 6% de agua.

"Las fugas en las empresas de agua es un problema permanente, o sea, nosotros estamos reparando fugas todos los días y se ve una fuga y de inmediato se ataca y se arregla, pero luego sale otro en otro lado, porque los tubos de agua tienen movimientos están abajo de la calle y hay veces que el mismo paso de las unidades pesadas les afecta.

"Eso (11%) es normal, no hay ni el mejor organismo del mundo está abajo del 6 por ciento", sostuvo el director de AyD.

Con información de elhorizonte.mx

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7