Combinación de clases es todo un caos para los papás

Alumnos toman asignaturas de 8:00 a 10:00 y después tienen que conectarse vía Internet de 12:00 a 14:00 horas, lo que no permite a la mamá o al papá trabajar

  • Por: Rosalinda Tovar
  • septiembre, 06, 2021 07:06
  • Comentarios

Nuevo León.- La combinación de clases presenciales y en línea se ha tornado caótica para alumnos y padres de familia, principalmente de colegios privados, por lo cual urgieron a la Secretaría de Educación del estado (SE), que encabeza María de los Ángeles Errisúriz, a ampliar aforos y horarios que permitan tener más tiempo en las aulas.

Y es que los menores tienen que ir a la escuela de 8:00 a 10:00 horas, luego regresar a casa y "conectarse" de 12:00 a 14:00 horas lo cual resulta un suplicio para ellos y problema para los papás que trabajan pues tienen que estarse saliendo de sus labores.

Además, en muchas familias hay más de un niño cuyo horario de entrada puede ser a las 10:00 horas por estar en preescolar, por lo cual los papás o las mamás andan a la "vuelta y vuelta".

Colectivos de padres como "Abre mi Escuela" señalaron que si bien están contentos por haber regresado a clases presenciales, resulta "inoperante" el acomodo de clases que hacen los colegios basados en lo que les permite la SE.

Una ampliación de aforos y horarios para evitar estas problemáticas, dijeron, sí son factibles, sobre todo porque los contagios han bajado 46% del 24 de agosto cuando se presentaron 2,083 casos (pico más alto de la pandemia) al día de ayer cuando se contabilizaron 1,124.

También, en ese lapso, han disminuido 18% las hospitalizaciones pues pasaron de 1,758 a 1,443.

Ante esto, los integrantes del colectivo señalaron que un incremento de horas y cantidad de niños en los salones, con sus debidas precauciones, permitiría cursar cuatro horas de clases diarias.

"La verdad es que lo que ya no queremos es que los niños sigan en línea, que sea presencial las cuatro horas para que al menos valga la pena; que se aprovechen todos los conocimientos, todo lo que tienen que hacer en la escuela, socializar, o sea, no entiendo yo que fundamento científi co o en que se basaron en esa decisión arbitraria", dijo Regina Garza, vocera del colectivo.

La sampetrina, Yolanda Cárdenas, tiene tres hijos: dos niñas de nueve y 13 años que están en el colegio Cecvac y un adolescente de 14 años en el Irlandés.

La madre de familia dijo que aunque deseaba el regreso a clases presenciales, la dinámica ha sido muy difícil.

"Yo trabajo y es una organización compleja, yo por mi trabajo pueda salirme, sí está muy complicado, yo sé que el gobierno lo está haciendo por proteger el tiempo de contacto de los maestros con los niños en el colegio, pero sí creo que si ya están ahí, sería mejor que lo manejaran por día, o sea, días completos", consideró Cárdenas.

Además aseguró que también ha sido complicado para sus niños, porque apenas están agarrando el hilo en el salón y ya se tienen que ir a su casa.

"A mediodía hablé con ellos, me dijeron que ha sido muy padre, pero es muy pesado pues no les gusta estar emocionados en el colegio luego regresar y sentarse a unas clases en línea, o sea, sí les está costando ese tema", indicó Cárdenas.

En una situación similar se encuentra otra madre de familia quien tiene dos hijos, uno primaria y otra en secundaria en el colegio San Roberto.

La mamá, quien pidió omitir su nombre, dijo que es más el tiempo que se pierde en la fila para dejarlos y recogerlos que lo que ellos están en clase. Cada mañana tiene que hacer cuatro filas, dos para dejarlos y dos para recogerlos. 

"La primera fila me tomó media hora, entonces salió mi hija, regresé a la casa, entonces cinco minutos después de dejar a mi hija, tuve que ir por mi hijo y esa fila me tomó 45 minutos. "Digamos que es una hora y media o una hora que yo podría estar produciendo y generando y que estoy en una fila del colegio dos veces", explicó.

Ambas madres no culparon a los planteles de las complicaciones, sino a la SE que sigue sin fundamentar en que basa las decisiones de dejar el horario reducido.

"La verdad es que hoy mi sensación es que estamos con un gobierno que está en contra de los padres y estamos nosotros tratando de empujar y poner hasta lo que no nos toca para que nuestros hijos tengan un pedacito de normalidad", dijo la madre de familia.

COMPARTE ESTA NOTA

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7