Celebrarán haitianos Año Nuevo y la Independencia de su país

Preparar una soupe joumou y estar con sus seres queridos: algunas de las tradiciones que realizan los originarios de Haití en Nochevieja

  • Por: Andrea Rodríguez
  • diciembre, 30, 2021 11:54
  • Comentarios

Hacer un soupe joumou (sopa de calabaza) y matar una vaca y entregarse regalos es parte de la principal tradición de los haitianos para celebrar el Año Nuevo y el Día de la Independencia de Haití

Al igual que para los regios, estas fechas son para disfrutar en familia, y se convierten en un festejo muy importante, en donde no se trabaja y se pasa el tiempo con los seres queridos.

Celebrarán haitianos Año Nuevo y la Independencia de su país

Sophonie Mallebranche, una mujer haitiana quien desde hace cuatro meses llegó a Monterrey, junto a su hijo Franck y su esposo Pharel Gaspard, comenzó a trabajar de cocinera en la parroquia Santa María Goretti, la joven madre de familia indicó que aprendió español viendo series y novelas, además comentó que esta sopa de calabaza es lo más tradicional de su país pues con ella celebran el día de su independencia, declarada el 1 de enero de 1804.

“Como es el Día de Independencia de nuestro país, nadie trabaja, el día primero es como un día de descanso, de fiesta… la familia cada día 31 mata la vaca, comparte la carne con todos, para mí es muy divertido y es muy importante, porque son momentos muy especiales, nadie trabaja y todos están en casa, la familia todos están juntos es muy bonito.

“Hacemos una sopa de calabaza que es tradicional el día primero, festejamos en familia, compartimos el amor y regalos. Los niños, los viejitos, todo mundo juntos festejamos, es una fecha muy importante para la familia y todo mundo se une en esa fecha”, enfatizó.

Esta sopa, es lo mismo a que los regios acostumbren a realizar carne asada o cabrito, entre otras comidas típicas de esta temporada. Dicha sopa está considerada por los haitianos como un símbolo de libertad y dignidad.

Sophonie Mallebranche comentó además que llegar a Monterrey ha sido difícil y les ha costado adaptarse, pero que con el apoyo del párroco de la iglesia Santa María Goretti y encargado de la Casa INDI, Felipe de Jesús Sánchez, se han sentido mejor.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7