Camioneros salen favorecidos con cierres en NL

Reconocen transportistas que gracias a ‘cortinazo’ de domingo, 4 de cada 10 unidades no trabajan y con eso gastan menos en diésel

Nuevo León.- Las medidas restrictivas ordenadas por el gobierno de Nuevo León parece beneficiar a los dueños de las rutas urbanas, ya que con los cierres de los comercios durante los domingos, y la suspensión de las actividades a partir de las 20:00 horas entre semana, reducen su cantidad de unidades disponibles para dar servicio.

Ante las acciones implementadas por el estado, los empresarios de transporte disminuyen el número de camiones que ponen a circular, pero siguen contando con casi el mismo número de usuarios -que se concentran entre semana y especialmente los sábados-, y así reducen sus costos, obteniendo un ahorro semanal de hasta 10.6 por ciento.

Paralelamente, los perdedores son los pasajeros, pues esperan más tiempo y se incrementa la concentración de personas en las unidades, lo que genera más molestia y hasta riesgo de contagio de Covid.

Esto ocurre en medio de fuertes especulaciones que afirman que el gobernador del estado y varios secretarios han comprado rutas a través de terceros.

Si de por sí durante la pandemia el número de unidades de transporte bajó 44% pues de 3,600 unidades sólo están trabajando 2,400, ahora los domingos se redujo aún más.

De acuerdo con estimaciones, los camiones en Nuevo León se han reducido hasta en 40% los domingos, lo que representa un ahorro semanal de un 10.6% en el gasto en la operatividad de las rutas.

Y así lo reconoció el integrante de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León, Abelardo Martínez, de cada 10 camiones que salían a dar servicio los domingos, cuatro ya no lo hacen, porque con su determinación el estado baja la demanda y eso se traduce en reducir gastos como el combustible.

“En la cuestión del diésel (ahorramos), porque camión que no sale, no gasta, si deberían salir 10 unidades y salen seis, bueno pues cuatro no gastan diésel”, expresó Martínez.

Se estima que cada camión gasta al día $4,000 pesos en diésel por lo que en 10 camiones el costo es de $40,000 pesos.

Y en el caso de los domingos, al salir a circular sólo seis de cada 10, el gasto es de $24,000 y el ahorro es de $16,000, es decir, 40% tan sólo de ese día. Esos $16,000 pesos representan un ahorro 6% de los $280,000 pesos que normalmente se gastan esos 10 camiones en una semana.

Sin embargo, los transportistas también se ahorran en gastos de operación, pues no trabajan en domingo algunos operadores, así como personal administrativo y de mantenimiento, por lo que de acuerdo a fuentes de ese gremio el ahorro total a la semana es de 10.6 por ciento Además, esto está beneficiando a los camioneros quienes a lo largo de 2020, ante la negativa del estado de aumentar el precio del pasaje, realizaron paros y redujeron unidades como medida para bajar gastos.

Y usuarios pierden

Mientras los dueños de rutas urbanas ganan, los usuarios sufren porque tienen que esperar más el camión.

Por ejemplo, el domingo, se midió la frecuencia de paso de la ruta 228 que cubre el recorrido de Pesquería al Centro de Monterrey.

Mientras que el sábado se tardó en pasar, máximo, 20 minutos y el domingo hasta 31 minutos, es decir, la tardanza se incrementó 50 por ciento.

Luis Gerardo Treviño, presidente de la asociación Fortaleza Ciudadana, afirmó que es obvio que el “cortinazo” no sólo fue ideado para bajar los contagios de Covid-19, sino también para que la reducción de la movilidad beneficie a los camioneros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7