Avala especialista proyecto Monterrey VI para traer agua

El economista Horacio Lozano asegura que traer agua del Río Pánuco es confiable y sólo se debe modificar su plan de financiamiento

Uno de los “poderosos” motivos por los que Monterrey VI es la mejor y única alternativa de abasto de agua a largo plazo para la urbe regia es que el proyecto no depende de la lluvia, señalan expertos.

Además, abundan, es una fuente confiable frente a un escenario en el que en la última década aumentó 41% el consumo de agua por encima de la población que fue de 28 por ciento.

Lo único que se debe hacer, dijeron, es realizar otro esquema de financiamiento para ejecutar la obra, que la libere de suspicacias y sea un “ganar-ganar” para todos.

De acuerdo con el economista y licenciado en derecho, Horacio Lozano, Monterrey VI es la mejor opción porque las fuentes actuales de las que se abastece Nuevo León y otras alternativas siguen dependiendo de las condiciones climáticas, mientras que el Río Pánuco cuenta con excedentes.

“Ya tienes la concesión de 15 m³/s del gobierno de la Conagua otorgado a Servicios de Agua y Drenaje, ya no tienes que hacer otra cosa ahí está, y porque el abasto es confiable.

“Hay un plan hídrico que se llama Nuevo León 2050 que confirma la robustez de esa fuente de abasto que no depende de una buena temporada de lluvias, entonces tú tienes una fuente segura de abasto en un caudal de 400 m³/s, de los cuales se te otorgó el derecho de tomar 15 ya otorgados que no dependen de una lluvia”, resaltó el especialista.

Y es que esta conveniencia de la que habla Lozano, se sustenta bajo la premisa de que se elevó el consumo de agua en la entidad.

Tan sólo, el pasado 10 de febrero, el propio director de Agua y Drenaje, Juan Ignacio Barragán reveló que el consumo aumentó en un 15% en los últimos dos años, lo cual estaba relacionado con la pandemia del Covid- 19.

Sin embargo, el 16 de agosto del año pasado, INFO7 publicó que en la última década este se disparó en un 41% al pasar de 11.3 metros cúbicos a 15.9 m³/s en 2021.

Lo anterior, pese a que la población creció menos, ya que en 2010 había 4.6 millones de habitantes y actualmente son 5.9 millones que es un aumento de 28%, es decir, la población creció 13 puntos porcentuales menos que el consumo de agua en el mismo lapso.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7