Así fue el papel de Monterrey en la Independencia de México

Lugares que nos parecen tan cotidianos en el Centro de Monterrey jugaron emblemáticos papeles en la lucha de por la Independencia de México en la región

  • Por: David Cázares
  • septiembre, 15, 2022 15:08
  • Comentarios

Y es que pese a estar alejado de la cuna del movimiento, el Nuevo Reino de León no permaneció fuera, pues registró destellos de revueltas y oposición a la corona española.

Tras el legendario Grito de Dolores, las noticias del inicio de la lucha llegaron una semana después, poniendo en alerta al entonces gobernador Manuel de Santa María.

"Cuando inicia el movimiento llega un bando del rey hablando de un movimiento armado contra la corona y pide que, si se encuentra a un Hidalgo, Allende o Aldama, se les remitieran vivos o muertos", explicó el historiador Eduardo Cázares Guerra.

Como era de esperarse, los Insurgentes arribaron al estado comandados por Mariano Jiménez, quien tenía la tarea de iniciar el movimiento en la región.

Su llegada fue por una de las avenidas más transitadas actualmente en el primer cuadro de la Ciudad.

"El 26 de enero entra el comando de la columna Insurgente el general por el Camino Real, lo que actualmente es la calle Hidalgo, el antiguo camino a Saltillo.

"Entra con toda su comitiva y el gobierno lo declara huésped, le da la bienvenida y declara la Independencia con una ceremonia cívica", cuenta el historiador.

Este evento ocurrió en la entonces conocida como Plaza Mayor, que hoy lleva el nombre de Plaza Zaragoza, particularmente en el área del kiosco.

"Después pasan a lo que es la Catedral para hacer un Te Deum, que era una ceremonia religiosa para darle gracias a Dios por el triunfo de las armas Insurgentes", narró Cázares.

El actual Museo Metropolitano de Monterrey, que entonces fungía como una especie de presidencia municipal, también fue escenario de un importante acontecimiento, pues ahí se firmó el establecimiento del Estado como un gobierno Insurgente.

Previo a la formalización del movimiento, el Nuevo Reino de León también registró destellos de luchas independentistas.

"En la zona citrícola hubo levantamiento armado de indígenas contra los españoles, ya el movimiento había explotado en 1810 y nada lo iba a parar; había movimientos aislados contra el dominio de la corona", destacó el historiador.

Ya iniciada la lucha, lugares fuera de la actual zona metropolitana presenciaron importantes actos rebeldes, como en 1813, cuando aproximadamente 100 mujeres de García se unieron a las fuerzas insurgentes.

Finalizada la lucha, el primer cuadro de la Ciudad también jugó un papel importante.

"Hubo júbilo, las crónicas de la época narran que hubo fiesta por varios días y se inició una nueva vida, fue en la Plaza Zaragoza donde se decretó el nuevo inicia", explicó el experto.

Sería hasta 1824 cuando el estado cambiaría su nombre de Nuevo Reino de León a Nuevo León.

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7