Arrecian protestas: ONG’s y padres de familia claman por regreso a escuelas

Ante manifestantes, el secretario de Salud, Manuel De la O Cavazos aseguró que retorno a las aulas se encuentra condicionada a que bajen los contagios de Covid

Padres de familia y niños arreciaron las protestas en Nuevo León para exigir que se abran las escuelas en el siguiente ciclo escolar. Ayer, en la explanada del Congreso y frente a la Secretaría de Salud, padres de familia y colectivos realizaron una enérgica protesta en la que exigieron a las autoridades del estado permitir el regreso a las clases presenciales.

Incluso, la presión de la sociedad para que reabran las aulas ha ido creciendo en las últimas semanas, al punto de que algunas escuelas privadas ya advirtieron que abrirán a como dé lugar, “aunque el estado se niegue”, y han surgido “hashtags” en redes sociales como #EnAgosto-VuelvoPresencial y ahora #ALasAulas, que acaba de ser lanzado.

A pesar de estas acaloradas protestas, ante ellos el secretario de Salud, Manuel De la O Cavazos, “maromeó” con el tema al responderles que sí habrá clases el 30 de agosto, pero para que sean “presenciales” dependerá de las condiciones epidemiológicas.

Desde las 10:30 horas, un centenar de madres de familia y niños pertenecientes a los colectivos, “Abre mi Escuela” y “La Voz de la Infancia”, se plantaron en la entrada del Congreso del estado donde le pidieron a diputados locales que le hagan ver a la Secretaría de Salud que las clases en las aulas son actividad esencial.

Los manifestantes traían pancartas con leyendas como “Educación presencial es esencial”; “La educación es primero”; “La educación es un derecho”; “Necesitamos volver a las aulas” y “La niñez es esencial”.

El pasado 7 de julio, esos colectivos pidieron al estado defi nir el regreso a clases presenciales pues el día 9 cerró el ciclo escolar 2020-2021; de no hacerlo, dijeron se manifestaría en público lo cual hicieron ayer.

Ante los gritos fueron atendidos por los diputados del PAN, Luis Susarrey y Claudia Caballero, quienes mandaron llamar a De la O, cuya oficina está enfrente del Congreso.

Antes de que este llegara, los quejosos fueron a la dependencia donde pegaron las cartulinas. “El objetivo es aclamar, suplicar a nuestros diputados para que apoyen ante el gobierno a considerar la educación como una actividad esencial ante esta crisis, a tener una esperanza, una luz verde para un plan de regreso a las aulas en agosto”, indicó una madre de familia quien se identificó como Carolina.

Ante los gritos, De la O salió y fue a la explanada del Congreso donde habló pese al griterío de los quejosos. Su respuesta es que las clases dependerán del comportamiento de la pandemia.

Primero dijo que sí habría regreso a clases lo cual emocionó a los presentes, pero luego lo condicionó a que el semáforo Covid esté en verde.

“Vamos a tomar una fecha el 30 de agosto para el regreso a clases presenciales ¿Eso quieren?, preguntó ante la respuesta aprobatoria de los presentes. “¡Okey!, vamos a hacerlo, pero les quiero pedir un favor, quiero que me ayuden; regresamos el 30 de agosto, pero quiero que me ayuden cuidándose con el uso de cubrebocas.

“El regreso a clases lo tenemos programado para el 30 de agosto, vamos a regresar a las escuelas el 30 de agosto si las condiciones epidemiológicas de salud lo permiten”, indicó generando el rechazo de los asistentes.

El funcionario les dijo a los manifestantes que ya iba en camino la Secretaría de Salud, María de los Ángeles Errisúriz, titular de Educación, la cual nunca llegó. Finalmente De la O se metió al edificio del Congreso y tomó un atajo para irse a su oficina.

Los colectivos afirmaron que seguirán manifestándose hasta lograr que se les dé el sí a la reapertura de escuelas.

COMPARTE ESTA NOTA

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7