Amor por la docencia lo plasma en cada lección a sus alumnos

Cyomara Inurrigarro, con más de 30 años como maestra, se enorgullece de su profesión y el legado que deja en cada uno de sus estudiantes

Para la maestra Cyomara Inurrigarro, por más de tres décadas las aulas han sido un templo donde ha sembrado esperanza, conocimiento y habilidades.

"Quienes decidimos ser maestros lo elegimos no como una profesión o una tarea sino como una forma de vida. Desde el momento que uno egresa, se pone de pie por primera vez en el salón te conviertes en un docente", comentó.

Amor por la docencia lo plasma en cada lección a sus alumnos

Actualmente esta maestra, imparte lecciones de ciencias en la Escuela Normal Miguel F. Martínez, en Monterrey, desde el año 1995.

Aquí forman a los futuros docentes en preescolar, primaria y educación física.

"La mayor satisfacción de un maestro es cuando tus alumnos te reconocen. Cuando por ejemplo como maestra de primaria los logras ver que aprenden a leer, cuando logras que puedan resolver problemas por si mismos, cuando pasan de un nivel educativo a otro", mencionó.    

El próximo 15 de mayo se celebra el día del maestro,    

 Y esta fecha tiene mucho significado, ya que las lecciones y enseñanzas que nos dan o nos dieron en los salones de clases representan un esfuerzo para formar mejores alumnos y personas.

 

Amor por la docencia lo plasma en cada lección a sus alumnos

COMPARTE ESTA NOTA

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7