¿Y el brindis? Proponen ajuste en impuesto a vino mexicano

La industria vitivinícola mejoraría su competitividad, afirmaron expertos y legisladores

  • Por: Brenda Garza
  • julio, 20, 2021 22:56

Nuevo León.- Un ajuste en el Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS) a la industria vitivinícola mejoraría su competitividad y aumentaría los niveles de recaudación fiscal, plantearon expertos.

Durante su participación en el foro: “El campo y el vino mexicano: oportunidades de apoyo a través de la modernización del IEPS”, organizado por el Colegio de la Frontera Norte, (El Colef), el economista, Luis Foncerrada, consideró que esto es necesario ya que el actual cobro por costo de producción de las bebidas alcohólicas no cumple con el objetivo para el que fue creado dicho gravamen, es decir, desincentivar el consumo explosivo de estos productos.

En ese sentido recomendó gravar la cantidad de alcohol “con lo que aumentaría la recaudación de $15,000 a $25,000 millones de pesos”.

Aclaró que la modernización del IEPS no implica un nuevo impuesto ni un incremento de tasas, sino un cambio en el sistema de cobro que, además de generar más contribuciones fiscales, reduce la ilegalidad en la venta de bebidas alcohólicas y lo cual le representa al fisco pérdidas de $8,500 millones de pesos anuales.

En el mismo sentido se pronunció el senador Gerardo Novelo, -promotor de una iniciativa que plantea pasar de un esquema de cobro de IEPS por grados de alcohol y no por el valor de las bebidas alcohólicas-  rechazó que la industria vitivinícola sea una amenaza para la salud pública por lo que, en lugar de tener una carga impositiva elevada, “requeriría un mayor apoyo del sector gubernamental para su fomento y desarrollo sustentable”.

Incluso agregó que casi todos los países de la OCDE, organismos internacionales y nacionales de salud, así como especialistas en el manejo de adicciones coinciden que “si bien debe cobrarse un impuesto a las bebidas con graduación alcohólica, este debe ser en función al porcentaje de alcohol que contienen y no en función al precio como se hace en México”.

Por su parte, la senadora panista, Gina Cruz Blackledge se mostró a favor de un ajuste en la modernización del IEPS para bebidas alcohólicas porque habría mayor recaudación fiscal y se impulsaría la industria vitivinícola mexicana, lo que haría que el consumidor mexicano cuente con mejores vinos a mejor precio.

Actualmente en la Ley del IEPS se establece que las bebidas con contenido alcohólico y cerveza con una graduación alcohólica de hasta 14 grados pagan una tasa de 26.5%; de 14 a 20 grados se les grava con 30%; y para las superiores a 20 grados la tasa es 53 por ciento.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7