Papa pide a México a aprender del pasado y sanar heridas



El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, leyó una carta enviada por el Papa Francisco durante la conferencia mañanera de este lunes

CIUDAD DE MÉXICO.- En el marco de los 200 Aniversario de la Consumación de la Independencia de México, el papa Francisco envió una carta que fue leía por el cardenal Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey y presidente del Episcopado Mexicano (CEM), durante la conferencia mañanera de este lunes en Palacio Nacional.

El pontífice en la misiva pidió a México aprender de su pasado tras reconocer errores cometidos por la Iglesia católica.

Indicó que para 'fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país'.

Y agregó: 'En esa misma perspectiva, tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del pueblo mexicano, provocando con ello un profundo sufrimiento'.

Sin embargo, dijo, no se deben evocar los 'dolores del pasado' para quedarse ahí, sino 'aprender de ellos'.

También pidió al pueblo mexicano mirar el pasado para 'fortalecer sus raíces' y también para 'seguir viviendo el presente y construir el futuro con gozo y esperanza'.

Para así reafirmar, continuó, los valores que los han constituido y los identifican como pueblo.

'Valores por los que tanto han luchado e incluso han dado la vida muchos de vuestros antecesores- como son la independencia, la unión y la religión', agregó el texto.

Mensaje por Independencia de México

El mensaje del papa Francisco destaca que 'celebrar la Independencia es afirmar la libertad, y la libertad es un don y una conquista permanente”. 

Mencionó que está por venir otro acontecimiento que marcará las relaciones de la Iglesia católica con México y que tiene que ver con la celebración 'dentro de una década, de los 500 años de las apariciones de Guadalupe'.

Recordó que la imagen de la Virgen de Guadalupe fue tomada por el padre Hidalgo del Santuario de Atotonilco y simbolizó una lucha y una esperanza que culminó en las tres garantías de Iguala, impresas para siempre en los colores de la bandera.

 

(Con información de EFE)

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7