Zaragoza, pueblo mágico al sur de Nuevo León

Un breve recorrido por las bellezas naturales y tradiciones de este pintoresco municipio

El Paraíso de Nuevo León es Zaragoza, un pueblo mágico. Sí, aunque no tenga el nombramiento oficial.

 

 

Ubicado al sur del estado, en los límites con Tamaulipas, sus bellezas y sus pintorescos paisajes hablan por sí solos.

 

 

"Yo siempre les digo, si no conocen Zaragoza, no conocen Nuevo León", dice doña Elvira Reyna, quien es promotora de la cultura y la belleza de este municipio.

 

 

Ella cuenta con un café, una tienda de recuerdos y un pequeño pero singular museo, donde cuenta la historia del pueblo.

 

 

"Es uno de los pocos pueblos que todavía tenemos jaguar", agrega.

 

 

A este felino se le puede encontrar en lo alto de las montañas.

 

 

Frente a la Plaza de Armas podemos encontrar la Iglesia de San José de Río Blanco, el patrono del pueblo, la construcción más antigua.

 

 

"Dicen que en 1660 ya estaba la iglesita, no así como está ahora, lógicamente, con adobes y pajita", señala doña Elvira.

 

 

A un costado se encuentra la presidencia municipal y el museo del ayuntamiento, con un panorama de su historia, flora y fauna.

 

 

En bellezas naturales, el Parque Ecológico El Salto, con sus imponentes cascadas Velo de Novia y El Salto es el mayor atractivo turístico del municipio.

 

 

Pero el lugar que guarda más mística en el municipio es la Laguna del Perico, un manantial de "agua pesada", sin fondo, como dicen los habitantes.

 

 

En cuanto a fiestas y tradicionales, el 19 de marzo es la feria del pueblo, fiesta patronal dedicada a San José, amenizada por la danza de Tepozanes.

 

 

"Desde que amanece vienen con mañanitas a la iglesia, y ya después la iglesia tiene un itinerario de actividades todo el día, y el municipio está de fiesta, hay baile, hay carreras de caballos, artistas que nos acompañan, la elección de la reina", señala Melva Pérez, directora de Educación, Cultura, Deporte y Promoción Turística del municipio.

 

 

Este año la fiesta patronal coincide con la Semana Santa, y llama la atención la festividad del Sábado de Gloria, con la quema del Diablo.

 

 

"Vienen los siete pecados capitales, que son representados por diferentes muchachitas del pueblo, es una tradición quebrarte huevos de pascua", explica Pérez.

 

 

El municipio está preparado para el turismo nacional e internacional, con hoteles tradicionales y complejos con pintorescas cabañas, con todos los servicios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7

Comentarios

    Déjanos un comentario