Veneros para darse un chapuzón, lavar el carro o lo que se le ocurra

Los veneros se desbordaron y junto con los escurrimientos, bajaron por la calle Terán, en su cruce con la avenida Almazán, en la colonia Topo Chico, a lo largo de varias cuadras, inundando la calle. El cruce vial fue cerrado, por la fuerte corriente de agua

INFO7

Por: Olivia Martínez

Nuevo León.- No son  las cataratas  del Niágara, son las cascadas de la  colonia Topo Chico en Monterrey.

Son los veneros del cerro del Topo Chico, que ahora,  con la tormenta que  trajo el Huracán Hanna,  se  desbordaron y convirtieron  en un enorme  río, al norte de  Monterrey. 

Junto  con los   escurrimientos de las lluvias,  el agua proveniente de los veneros de la zona  bajó   por la calle Terán,  a la altura  de  la avenida Almazán, en la colonia Topo Chico

Muchos acudieron a ver...  y a tomarse la selfie del recuerdo.

La gran cantidad de agua no paraba.

Y recorrió  varias cuadras, inundando la calle.

El cruce vial fue   cerrado, por la fuerte corriente de agua.

Juan  José Cisneros se quedó varado con su auto. 

 "Nada, aquí  me quedé atorado, ya no pude cruzar, iba rumbo a mi casa", relató.  

Y aunque muchos respetaron la orden de no cruzar la calle Terán, nunca  faltan los osados y atrevidos. 

Siempre que llueve, los lavacoches aprovechan los escurrimientos para ofrecer sus servicios a los automovilistas. 

 Pero como este lunes se suspendió el trabajo, ellos se tomaron el día y descansaron..  sin saber que, de haber ido a laborar con sus tinas y  sus esponjas, habrían tenido agua de más. 

 

te puede interesar

comentarios


Ver Más de Temporada de Huracanes