Paso destructivo del Huracán Gilberto permanece presente en la memoria de los regiomontanos

Hace 32 años, el Huracán Gilberto devastó a Nuevo León. Este fenómeno meteorológico que azotó a la entidad la noche del 16 de septiembre de 1988 y la madrugada del día 17, dejó una huella que no se olvida

| 16/09/2020 | ionicons-v5-c14:50 | - Olivia Martínez |

Ante el fuerte embate de la naturaleza, todos los ríos en la entidad,  principalmente el Río Santa Catarina y el Arroyo Topo Chico, se  desbordaron.

Muerte, desaparecidos, destrucción, desolación y miles de damnificados  fue el saldo...

Algunos lo recuerdan como el peor huracán del siglo 20 porque devastó el Caribe, los estados ubicados a la orilla del Golfo de México  y parte de Texas.

A tres décadas y dos años, las autoridades recuerdan lo sucedido.

Como olvidar aquella emblemática imagen del autobús con pasajeros pidiendo ayuda, segundos antes de morir.

La fuerte  corriente del agua arrastró el vehículo. Esa fue solo una imagen de las muchas que  dolieron.

Con el duelo encima,  Nuevo Leon tuvo que sobreponerse y enfrentar la suspensión de servicios básicos y a la destrucción  de infraestructura.

Nadie lo creía..

Hoy, a 32 años de distancia, el  director de Protección Civil del municipio de Santa Catarina,  corporación conocida como "Jaguares",  Gilberto Almaguer, recuerda este trágico episodio, del que nunca hubo una cifra oficial de muertos, solo se decía que eran al menos 200, entre ellos quienes vivían a orillas del Río Santa Catarina.

Pero si algo dejó  fue una enorme herencia en dos vertientes:

La solidaridad entre los  nuevoleoneses para superar las adversidades y el surgimiento de la   cultura de la prevención para evitar o  aminorar el impacto de los desastres naturales,  lo que, ya con el preámbulo de  terremoto capitalino de 1985,  año en que nació  Proteccion  Civil,  marcó la pauta  para capacitar y profesionalizar a los cuerpos de auxilio y dotarlos del equipamiento necesario, propiciando ademas la coordinacion entre las autoridades.

Años después, con otros huracanes, el impacto fue menos trágico, debido a que ha rendido frutos la prevención.

El huracán Gilberto ocasionó muchas muertes, pero también dejó esa gran lección.

comentarios