10 casos que los regios no han podido olvidar: Segunda parte

Con ustedes, una selección de otros brutales casos de los que Monterrey fue testigo mudo de la destrucción que causa el ser humano

Por: Francisco Trejo

6.- Gely

A 8 días de haber cumplido los 15 años de edad, Martha Angélica Duarte fue víctima de uno de los más despiadados crímenes que se han visto en el estado de Nuevo León.

En septiembre de 1991, cuando la adolescente pretendía inscribirse en una escuela de secretariado bilingüe, fue secuestrada por un par de sus vecinos de la colonia Granjitas la Silla, quienes posteriormente la golpearían y abusarían sexualmente de ella junto a otros 3 hombres más.

Pese a que los familiares y otros vecinos estuvieron buscándola desesperadamente por varios días, fue un niño que estaba piscando chile piquín en las faldas del Cerro de la Silla y se topó con los restos de ‘Gely’, que es como le decían sus seres queridos.

Debido a la gran difusión que dieron los medios de comunicación al caso, el caso se hizo muy conocido y gracias a dicha presión social, las autoridades redoblaron esfuerzos para dar con el paradero de los culpables de estos aberrantes crímenes. Fue así como en un lapso de 80 días, la entonces Policía Judicial detuvo a 50 sospechosos, de entre quienes pudieron ser identificados los cinco responsables de esta atrocidad.

Los responsables de estas atrocidades fueron identificados como José Alberto Balderas Rodríguez, alias el “Borrado”; Miguel Ángel González López, “La loca”; Javier Segura Hernández, “La lava” y Ricardo Sifuientes “El Currucú” y Juan Alberto Guel Salazar, quién vio lo que estaba ocurriendo y se unió a la agresión.

Debido a que cada quién cometió diferentes crímenes en contra de la adolescente, fueron acreedores a diferentes sentencias.

7.- Las Hermanas Millet

 Una fría noche de enero de 1997, las hermanas Laura y Elda Millet Medina, ambas originarias de Yucatán y estudiantes del Tec de Monterrey, pensaron que sería buena idea asistir a la discoteca ’Sargent Papper’ situada en el centro de la ciudad.

Fue ahí donde conocieron a Edgar Contreras Martínez, quien tras ganarse la confianza de las chicas se ofreció a llevarlas a su apartamento, sin embargo, él ocultaba oscuras intenciones para el par de hermanas.

Mientras Laura se había quedado dormida, Elda rápidamente se dio cuenta de que Edgar estaba conduciendo para otro rumbo distinto al de su departamento. Lo que desató una discusión que logró despertar a su hermana. Posteriormente Edgar hizo caso omiso de los reclamos y condujo su auto hasta un lugar solitario. Posteriormente sacó de la guantera de su auto un revólver calibre .38.

Fue tras abusar de ambas hermanas que Edgar asesinó a Laura de 3 disparos en el rostro, sin embargo, debido a que su pistola albergaba tan solo  4 balas en el tambor, le quedó un proyectil para matar a Elda y este únicamente le rozó el pómulo. Fue así como, pensando que la había matado, el asesino se largó en su automóvil situación que le permitió a Elda correr como pudo a una carretera y pedir ayuda.

Finalmente, las autoridades lograron identificar a Edgar Contreras Martínez como un gerente de Sección Amarilla y tiempo después fue detenido en el estado de Texas. Este infame criminal fue sentenciado a 20 años de cárcel en el penal del Topo Chico, sentencia que no pudo cumplir completa debido a que falleció el 2 de mayo de 2011 de un ataque al corazón.

La sobreviviente de esta auténtica pesadilla volvió a la ciudad de Mérida para rehacer su vida, actualmente se desconoce su paradero.

8.- La familia Aguillón 

Se trata de uno de los casos que más ha tocado la fibra sensible de la sociedad regiomontana, en plena madrugada, una familia entera fue brutalmente asesinada por acción de armas punzocortantes. Las víctimas fueron Alfredo de 22 años de edad, su esposa Karina de 17 años de edad y su pequeño hijo de a penas un año.
Pese que algunos de los vecinos escucharon los horribles gritos de agonía de los miembros de la familia Aguillón, por alguna razón optaron por no llamar a la policía, por lo que los tres cuerpos fueron descubiertos hasta 37 horas después del cobarde ataque que les quitó la vida.

Tras una serie de pesquizas, la entonces llamada Policía Judicial logró capturar y acusar a dos personas del triple asesinato por lo que pagaron 8 años en prisión por un crimen que no cometieron. Actualmente se desconoce la identidad de los verdaderos responsables., 

9.- Tiroteo en el colegio Americano

El 18 de enero de 2017, el estudiante Federico Guevara de 16 años de edad, armado con una pistola de calibre .22, abrió fuego encontra de 3 de sus compañeros y de su maestra ---- todo para finalmente, de acuerdo a la versión oficial, asestarse un tiro en la cabeza, lo cual provocaría su muerte instantánea. En el caso de la joven docente de 27 años de edad, perdió la vida en un hospital de la zona metropolitana.

10.- El teleférico del cerro de la Silla

La trágica historia del teleférico del cerro de la Silla comienza con una iniciativa del padre Carlos Álvarez, quien tras fundar la Ciudad de los Niños, impulsó la construcción de esta atracción turistica.

Fue cerca de la media noche que a la altura de la torre 3, una de las góndolas se desprendió del cable, provocándo la muerte los ingenieros Jesús Guerra, César Flores, Alberto Roccatti y Ángel Rodríguez, quienes fueron responsables de diseñar y construir toda esta maquinaria.

Pese a esto, el teleférico continuó operando 3 años más hasta que otro accidente letal en la torre 13 se cobró la vida de Ramiro Ruíz, Andrés Robles y Andrés Leal. En esa ocasión hubo un sobreviviente.
Ahora lo único que queda del ambicioso proyecto son las ruinas del lugar en el que alguna vez fue visitado por el icónico humorista Cantinflas.

 

te puede interesar

comentarios


Ver Más de Archivos Francos