¡¿Qué haces?! Joven es detenida por comer murciélagos

This browser does not support the video element.

La perturbadora escena muestra a la creadora de contenido con un plato de sopa marrón con tomate cherry y varios ¡murciélagos!

Después de la pandemia nuestra forma de ver a los murciélagos cambió radicalmente, pues se cree que fueron los que generaron el Covid-19.

Por ello, cuando una joven youtuber compartió un video en el que aparece comiendo un murciélago, inmediatamente fue detenida por las autoridades.

Se trata de la tailandesa Phonchanok Srisunaklua, quien subió el impactante video a su canal 'Gin Zap Bep Nua Nua'.

La perturbadora escena muestra a la creadora de contenido con un plato de sopa marrón con tomate cherry y varios ¡murciélagos!

La mujer toma uno de los murciélagos y lo extiende de sus alas frente a la cámara, pero antes de comerlo ingiere una bebida.

'Si comienzas una nueva pandemia, serás maldecida', 'Me sorprendió ver un murciélago en el video', respondieron algunos usuarios al video.

Tras el revuelo que causó el video, la policía de Tailandia arrestó a Phonchanok Srisunaklua en la provincia de Salon Nakhon.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la joven cometió un delito por posesión de cadáveres de animales salvajes protegidos y violó la Ley de Delitos Informáticos.

La influencer, quien fue duramente criticada en redes por su acción, finalmente se disculpó a través de un video.

'Lo siento mucho por todos. No creo que lo que hice haya sido imprudente, pero podría ser algo malo y me disculpo con todos los seguidores que están decepcionados conmigo. Lamento haberte hecho sentir mal por lo que he hecho. No sé si me perdonarás por lo que he hecho. Lo siento mucho. Lo siento por la sociedad. Me equivoqué', dijo Phonchanok.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en marzo del 2021 arrojó que el virus que causa el Covid-19, probablemente surgió en un murciélago o un pangolín antes de saltar a las personas.

Y descartó que el virus contagioso SARS-CoV-2 haya escapado de un laboratorio en China, como apuntaban algunas teorías de conspiración.

Aún así, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que todas las hipótesis seguían sobre la mesa.