Pentágono admitió existencia de programa de investigación de OVNIS

Durante años el programa investigó informes de objetos voladores no identificados

  • diciembre, 16, 2017 00:00

Dentro de los $ 600 mil millones anuales del presupuesto del Departamento de Defensa, hubo $ 22 millones gastados en el Programa de Identificación de Amenaza Aeroespacial Avanzada que fueron casi imposibles de encontrar.

Justamente lo que el Pentágono quería. 

Durante años, este programa investigó informes de objetos voladores no identificados, de acuerdo con funcionarios del Departamento de Defensa, entrevistas con participantes del programa y registros obtenidos por The New York Times. 

Fue dirigido por un oficial de inteligencia militar, Luis Elizondo, en lo profundo del laberíntico edificio que es el Pentágono

El Departamento de Defensa nunca antes había reconocido la existencia del programa, que se dice cerró en 2012. Pero sus partidarios dicen que, aunque el Pentágono terminó con los fondos para el esfuerzo en ese momento, el programa sigue existiendo. 

Durante los últimos cinco años, dicen, los funcionarios del programa han seguido investigando los episodios que les han presentado los miembros del servicio, mientras que también llevan a cabo otras tareas del Departamento de Defensa

El misterioso programa (partes de él siguen siendo clasificadas) comenzó en 2007, y en un principio fue financiado en gran partea pedido de Harry Reid, demócrata de Nevada que era líder de la mayoría en el Senado y que desde hace mucho tiempo tenía interés en los fenómenos espaciales. 

La mayor parte del dinero fue a una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo de Reid, Robert Bigelow, quien actualmente trabaja con la NASA para producir naves expandibles para que los humanos las utilicen en el espacio. 

Funcionarios del programa también estudiaron videos de encuentros entre objetos desconocidos y aviones militares estadounidenses,incluido uno que fue visto en agosto de un objeto oval blanquecino, del tamaño de un avión comercial, perseguido por dos aviones de combate F / A-18F de la Armadades del portaaviones Nimitz frente a la costa de San Diego en 2004. 

Reid, quien se retiró del Congreso este año, dijo que estaba orgulloso del programa. 

"No estoy avergonzado de haber puesto en marcha este programa" en una entrevista reciente en Nevada. "Creo que es una de las cosas buenas que hice en mi servicio al Congreso. He hecho algo que nadie ha hecho antes ".

En respuesta a las preguntas de The Times, los funcionarios del Pentágono reconocieron este mes la existencia del programa, que comenzó como parte de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Los funcionarios insistieron en que el esfuerzo había terminado después de cinco años, en 2012.

Elizondo, en su carta de renuncia del 4 de octubre, dijo que era necesario prestar más atención a "los programas de la Armada y otros servicios de sistemas aéreos inusuales que interfieren con las plataformas de armas militares y muestran capacidades más allá de la próxima generación".  Además, expresó su frustración con las limitaciones puestas en el programa, diciendo que " sigue habiendo una necesidad vital de determinar la capacidad y la intención de estos fenómenos para el beneficio de las fuerzas armadas y la nación ". 

Elizondo ahora se ha unido al Sr. Puthoff y otro exfuncionario del Departamento de Defensa, Christopher K. Mellon, quien fue vicesecretario adjunto de defensa de inteligencia, en una nueva empresa comercial llamada Academia de Artes y Ciencias To the Stars, en donde han comentado públicamente sus esfuerzos para que la empresa recaude dinero para la investigación en los Estados Unidos. 

Por su parte, el Sr. Reid dijo que no sabía de dónde venían los objetos. "Si alguien dice que ahora tiene las respuestas, se está engañando a sí mismo", dijo. "No lo sabemos. Pero tenemos que comenzar en algún lugar".

 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7