Pacientes terminales por Covid-19 dan el último adiós por videollamada

titulo-de-nota

El gobierno de Milán entregó tabletas electrónicas a pacientes de la tercera edad en hospitales o residencias, para que pudieran contactar a sus familias durante la cuarentena

Por: Redacción Web

Por medio de redes sociales se han dado a conocer unas imágenes donde se pueden ver a unos pacientes terminales en el hospital San Carlo, en Italia, quienes se despiden de sus parientes por medio de tabletas electrónicas como medida que se introdujo por adultos mayores, quienes no pudieron despedirse de sus sus familiares tras la cuarentena por el coronavirus.

"La idea surge del doctor Cortellaro, jefe del hospital, quien en una entrevista contó el dolor de las personas que ingresaron solas al hospital y que se fueron en total soledad, conscientes de lo que estaba por suceder y de falta de medios tecnológicos para hacer videollamadas a familiares”, escribió el concejal de la Zona 6 de Milán, Lorenzo Musotto en Facebook.

A través del doctor y del partido demócrata en Milán se entregaron tabletas a los ancianos enfermos, aislados por coronavirus, para que pudieran despedirse de sus seres queridos.

“Esto me duele más que la muerte misma y porque ciertamente hay otras residencias para ancianos, hospitales y hospicios donde ya no existe la posibilidad de decir adiós para limitar el virus”, añadió Musotto.

Ante la publicación, más de 700 personas reaccionaron favorablemente por la herramienta brindada a los abuelos. Los usuarios la calificaron como iniciativas “que dan esperanza en días de desánimo y miedo”.

En Italia, el número de fallecidos por Covid-19 ya superó las cifras en China, país de origen del virus.

"EL DERECHO A DECIR ADIOS: 

Mis contactos aquí saben que rara vez publico. Pero por una vez te pido que te tomes unos minutos para leer esta publicación y luego, si lo consideras apropiado, te actives.

En estos 14 días de cuarentena obligatoria después del contacto con un amigo enfermo (que ahora está bien) me sentí culpable por tener que permanecer cerrado en casa mientras miles de personas en toda Italia trabajan y luchan incansablemente contra el coronavirus.

Como muchos de ustedes, pensé en cómo hacerme útil desde casa y con recursos económicos limitados, además de los muchos servicios ya organizados por la Municipalidad de Milán con los otros jugadores en el área.

La idea surgió por casualidad del doctor Cortellaro, jefe de San Carlo, quien en una entrevista contó el dolor de las personas que ingresaron al hospital solas y que se fueron en total soledad conscientes de lo que estaba por suceder y de falta de medios tecnológicos para hacer videollamadas a familiares.

Entonces, como PD de la Zona 6, compramos tabletas para donar a los centros de salud (en este caso, un hospital y un hospicio) para permitir que los enfermos puedan saludar a sus seres queridos por última vez.

Te digo esto porque este pensamiento me duele más que la muerte misma y porque ciertamente hay otras residencias para ancianos, hospitales y hospicios donde ya no existe la posibilidad de decir adiós para limitar la infección.

Desafortunadamente, ya no nos quedan muchos fondos después de este gasto.

Por esta razón, le pido que se ponga en contacto con las estructuras de salud en su área para averiguar si los invitados o los enfermos desean recibir una donación de este tipo.

Estoy profundamente convencido de la importancia de las máscaras, guantes, maquinaria (es por eso que acompañamos las tabletas con una donación de 1000 euros), pero el derecho a decir adiós, para los que se van y para los que se quedan, no debe ser menos.

Gracias por todo lo que ya está haciendo y por lo que hará", dice el mensaje. 

comentarios