Niña envía accidentalmente fotos de su mamá desnuda a 15 personas

Niña envía accidentalmente fotos de su mamá desnuda a 15 personas
Imagen ilustrativa

Emily Schmitt pensó en renunciar a su empleo después de que las fotografías llegaron a compañeros de su trabajo

| 24/10/2020 | ionicons-v5-c12:10 | Patricia Hernández Agüero |

Estados Unidos.- Una madre de familia nunca imaginó que pasaría la vergüenza de su vida al darse cuenta que su pequeña hija le había enviado a sus contactos en el celular varias fotografías de ella comprometedoras.

De acuerdo con Emily Schmitt, madre de cuatro hijos, le dejó su celular a su hija de dos años para tenerla entretenida mientras ella se arreglaba para comenzar el día. Mientras Emily corría de un lado a otro, su hija logró activar la cámara del celular y tomó algunas fotografías de ella desnuda después de salir de bañarse y luego las envió a los contactos que tenía su mamá en el teléfono.

Después de arreglarse el cabello, tomó su celular y se percató que le habían llegado muchos mensajes entre los que había el de un compañero que decía lo siguiente:

"Gracias por el desnudo", fue el primer mensaje que leyó Emily de un compañero de trabajo y se dio cuenta de lo que había ocurrido y era demasiado tarde

Su pequeña hija, Carsyn había enviado fotos del cuerpo desnudo de su madre a 15 personas a través de la cuenta de Snapchat con las que no se comunica con frecuencia. Amigos de la universidad, compañeros del trabajo y hasta un cliente.

Niña envía accidentalmente fotos de su mamá desnuda a 15 personas

"Estaba mortificada, creo que morí por un minuto y luego volví a la vida para poder contarle a la gente lo que sucedió".

Tras recuperarse del asombro, Emily comenzó a disculparse con las personas a las que les fue enviada alguna fotografía de ella, explicándoles lo ocurrido.

Emily incluso llegó a considerar renunciar a su empleo por la vergüenza que sentía, pero después un poco más tranquila decidió compartir su experiencia con humor, en parte para alertar a los padres de los peligros de dejarle a los hijos pequeños un celular.

“Es solo una broma y en este mundo oscuro y retorcido en el que estamos en este momento, compartir algo para hacer reír a la gente un lunes por la mañana, no está tan mal”, expresó Emily.

La joven madre agradeció que la foto se compartiera en Snapchat en lugar de aplicaciones como Whatsapp o Instagram porque nadie pudo guardar la foto o tomar una captura de pantalla.

Cuando Emily le contó la anécdota a su esposo, este respondió con risas y dijo que estaba decepcionado de que no le hubieran enviado la fotografía.

¿Te ha pasado una situación similar?

comentarios