Hombre atropella y mata accidentalmente a su hijo de 3 años

Un hombre está viviendo una pesadilla al cargar con la muerte de su pequeño hijo de tres años

  • Por: Patricia Agüero
  • septiembre, 13, 2022 18:17

Un padre está viviendo una tragedia familiar después de quitarle la vida a su hijo de tan solo tres años de edad después de atropellarlo con su remolque de manera accidental.

Guto Jenkins, de 32 años de edad subió a su camioneta 4X4 la cual tenía unido un remolque de 2.5 metros de largo lleno de tierra y avanzó de reversa, lamentablemente no se dio cuenta que su hijo se encontraba atrás jugando con su bicicleta.

Los hechos se registraron en una granja en Efailwen, Pembrokeshire, Gales.

La hermana del niño corrió a la casa principal de la granja y le gritó a su abuela que Ianto estaba muerto, la mujer salió 'disparada' de su asiento pues lo primero que imaginó es que su nieto se había caído de la bicicleta, pero al salir se dio cuenta de la trágica escena.

La mujer llamó inmediatamente a su hijo Jenkins quien sin percatarse de la tragedia que estaba ocurriendo continúo su camino.

"Cuando llegué a la parte superior del camino, recibí una llamada de mi madre que decía que Ianto estaba muerto. Fue la peor llamada de mi vida", narró el desconsolado padre.

Hombre atropella y mata accidentalmente a su hijo de 3 años

El padre refirió que su hijo Ianto, su hermana y su prima estaban jugando en el patio de la granja afuera de la casa principal y que las puertas estaban cerradas para que no se salieran.

Y recordó que previo a acelerar su camioneta revisó sus espejos retrovisores, también miró por encima del hombro hacia el lado cercano para verificar el punto ciego y en ningún momento vio a su hijo.

Jenkins explica que lo único en lo que puede pensar ahora es que Ianto debe haber estado en un punto ciego o en su defecto, se movió cerca del tráiler mientras miraba el otro espejo o hacia adelante.

La autopsia reveló que el niño sufrió una lesión en la cabeza "catastrófica" y murió de forma instantáneamente.

Por su parte, un jurado arrojó una conclusión de muerte accidental, determinando que el niño murió por una "lesión en la cabeza causada por el impacto con un remolque cargado".

"No pasa un día en el que no piense en Ianto. Es una pesadilla con la que viviré el resto de mi vida. El dolor y la culpa permanecerán conmigo por el resto de mi vida", expresó desconsolado el padre.

INFÓRMATE EN 2 MINUTOS

COMPARTE ESTA NOTA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de INFO7